24 de febrero de 2008 / 23:04 / hace 9 años

ENTREVISTA-Colombiano Cortázar intenta hacer a Ungaro 'cool'

Por Mathilde Gardin y Rachel Sanderson

PARIS (Reuters) - Esteban Cortázar, el diseñador colombiano de 23 años que tiene la tarea de dar nuevos aires a la casa establecida de Emanuel Ungaro, tiene un solo objetivo en esta Semana de la Moda en París: hacer a la marca "más cool."

La primera colección de Cortázar para Ungaro, que está entre los favoritos de Kylie Minogue y Penélope Cruz, es uno de los eventos más esperados de las colecciones otoño-invierno del 2008.

"Tengo una nueva visión, una actitud más fresca. Es lo que la casa necesita," dijo Cortázar en una entrevista con Reuters antes de su demostración del miércoles, en un taller rodeado por maniquíes.

Cortázar, nacido en Bogotá pero criado en Miami, hijo de una artista y de un cantante de jazz, hizo su debut no oficial en la moda cuando sólo tenía 15 años de edad, diseñando para la Semana Internacional de la Moda de Miami.

Ya aclamado por la industria, la colección propia de Cortázar de largos vestidos glamorosos con influencia Latina no pasó inadvertida por la poderosa tienda por departamentos Bloomingdale's.

¿Pero está estresado por la presión de presentarse en París, en el principal evento de la moda del mundo?

"Cuanto más joven uno es, menos presión existe," dijo. "Y el nerviosismo es algo bueno, te vuelve más creativo," agregó.

Nuevas caras y viejas casas han sido características de esta temporada de moda, alcanzando su final en París después de Nueva York, Londres y Milán. Pero no siempre ha sido fácil que los desconocidos se apoderen de las alturas.

Gianfranco Ferre, cuyo diseñador homónimo murió repentinamente el año pasado, mostró una colección desigual la semana pasada en Milán después que el modista designado para reemplazarlo, Lars Nilsson, renunció un mes antes de los desfiles debido a "diferencias creativas."

Otro desfile que será seguido de cerca esta semana es el de Valentino, donde Alessandra Fachinetti desfilará sus primeros diseños desde que reemplazó a Valentino Garavani. Ella fue abruptamente sacada de Gucci después de dos temporadas en las que no logró cumplir con las expectativas de Tom Ford.

Los ejecutivos más importantes de la moda dicen que la capacidad de tomar la herencia de una marca y reproducirla con atención a lo que quieren los consumidores puede ser aún más importante que el ego y el talento, sobre todo cuando se busca tomar el lugar de un predecesor ilustre.

Cortázar fue elegido el año pasado por Mounir Mouffarige, presidente del grupo de Emanuel Ungaro, quien se vio "seducido por su juventud y su nivel de madurez."

"Su misión es hacer más excitante a la marca, más cool," dijo Mouffarige a Reuters. "Debe ser atrevido," agregó.

Mouffarige tiene una historia de éxitos por introducir jóvenes talentos no probados en las mejores casas de diseño que se conocen.

En 1997, impactó al mundo de la moda ubicando a la desconocida Stella McCartney en Chloe, reemplazando a Karl Lagerfeld, a quien siguió con grandes elogios.

Pero en Ungaro ha sido una tarea más difícil. Desde que el epónimo diseñador se retiró en el 2004, la casa ya ha tenido cuatro estilistas y ha luchado por encontrar a uno capaz de canalizar su look tradicional de largos vestidos drapeados y líneas curvadas.

Reporte de Mathilde Gardin y Rachel Sanderson. Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below