24 de junio de 2008 / 15:55 / hace 9 años

Un retroceso en las ventas nubla el festival de Glastonbury

<p>A&uacute;n quedan entradas disponibles para Glastonbury a s&oacute;lo tres d&iacute;as de que empiece esta cita anual de barro y m&uacute;sica pop. Es una situaci&oacute;n poco com&uacute;n, y que muchos atribuyen al pol&eacute;mico cartel de este a&ntilde;o. Armados con botas de agua y papel higi&eacute;nico para cuatro d&iacute;as, 134.000 aficionados montar&aacute;n sus tiendas y compartir&aacute;n 3.000 ba&ntilde;os provisorios en una granja lechera de 162 hect&aacute;reas al suroeste de Inglaterra, para disfrutar de las actuaciones de artistas como Amy Winehouse, Leonard Cohen y Jay-Z (en la foto). Photo by (C) STEVE MARCUS /Reuters</p>

Por Golnar Motevalli

LONDRES (Reuters) - Aún quedan entradas disponibles para Glastonbury a sólo tres días de que empiece esta cita anual de barro y música pop. Es una situación poco común, y que muchos atribuyen al polémico cartel de este año.

Armados con botas de agua y papel higiénico para cuatro días, 134.000 aficionados montarán sus tiendas y compartirán 3.000 baños provisorios en una granja lechera de 162 hectáreas al suroeste de Inglaterra, para disfrutar de las actuaciones de artistas como Amy Winehouse, Leonard Cohen y Jay-Z.

"Creo que en los '90, hubo veces en las que aún quedaban entradas en este momento," comentó el portavoz del festival Crispin Aubrey.

"Desde luego, desde 2001, cuando introducimos una nueva valla impenetrable, se han agotado todos los años hasta ahora," añadió.

La emoción que suele rodear al festival, iniciado en 1970 cuando la entrada costaba sólo una libra y no 160, se ha visto ensombrecida por la aparición del rapero estadounidense Jay-Z.

"(Jay-Z) ha causado mucha discusión, pero hemos tenido mucha gente que ha dicho que es una decisión brillante y valiente de hacer algo diferente," afirmó Aubrey.

No ayudó el que la realeza del rock británico, encarnada en el miembro de Oasis Noel Gallagher, entrara en el debate diciendo que un concierto de hip-hop estaba mal en un festival que tiene sus raíces en la música de guitarra.

ABRAZAR LO NUEVO

"Si no abrazamos lo que es nuevo, ¿cómo progresamos?," dijo Jay-Z el mes pasado, quitándole importancia al debate en BBC Radio y tildándolo de "ridículo."

Algunos asistentes tradicionales de Glastonbury están contentos con la elección del rapero, y creen que la reacción contra él es innecesaria.

"Mucha gente habla del cartel, pero no creo que haya nada tan radical sobre él," comentó Ayden Peach, habitual asistente a festivales. "Creo que la gente tiene sobredosis de festival," agregó.

Según una encuesta de un banco publicada esta semana, los aficionados ingleses van cada vez a más festivales en el extranjero, donde suelen ser más baratos.

Y además está el tiempo, que ha hecho a esta cita tan famosa por su música como por su barro hasta las rodillas. La oficina meteorológica británica espera lluvia para el viernes, cuando comienzan los conciertos.

Traducido al Español por Servicio Online de Madrid, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below