Banda de rock Smashing Pumpkins es honrada en Los Angeles

jueves 24 de abril de 2008 14:46 GYT
 

Por Dean Goodman

LOS ANGELES (Reuters) - El vocalista de Smashing Pumpkins, Billy Corgan, aceptó a regañadientes un honor de bajo perfil el miércoles en Hollywood, luego de revelar que pasó mucho tiempo considerando si era "una cosa tonta."

Corgan y su compañero de banda Jimmy Chamberlain colocaron sus manos en cemento mojado para el "Rockwalk," una especie de santuario ubicado afuera de una tienda de instrumentos musicales. Alrededor de 100 fanáticos llegaron al lugar, superados en número por medios de comunicación.

"Estoy muy acostumbrado a las malas vibras, a la gente que odia nuestra banda y nos tira cosas. Así que es extraño ser honrado," dijo Corgan a la multitud.

"Tuve que pensarlo. Tuve que realmente acostarme en la cama y pensar, 'ãEsto es algo bueno? ãEs esto una cosa tonta?' Estoy realmente honrado. Estoy realmente emocionado," agregó.

El roquero expresó una mezcla similar de emociones acerca de su rol en una de los bandas de rock más populares de la década de 1990, al decir que habría preferido formar parte de Led Zeppelin o Black Sabbath, leyendas del género en los años '70.

En un tono filosófico, Corgan dijo que Smashing Pumpkins representó "una extensión existencial" de él mismo. El único problema es que no siempre sabe quién es.

"Así que gracias por entender esa parte de mí que yo mismo no entiendo," señaló.

Corgan y Chamberlain, el baterista de la banda, son los miembros originales del grupo oriundo de Chicago, que disfrutó del éxito de los sencillos de rock moderno como "Today" y "1979."   Continuación...

 
<p>Billy Corgan (derecha) y Jimmy Chamberlain de la banda Smashing Pumpkins en Hollywood, 23 abr 2008. El vocalista de Smashing Pumpkins, Billy Corgan, acept&oacute; a rega&ntilde;adientes un honor de bajo perfil el mi&eacute;rcoles en Hollywood, luego de revelar que pas&oacute; mucho tiempo considerando si era 'una cosa tonta'. Corgan y su compa&ntilde;ero de banda Jimmy Chamberlain (ambos en la foto) colocaron sus manos en cemento mojado para el 'Rockwalk', una especie de santuario ubicado afuera de una tienda de instrumentos musicales. Alrededor de 100 fan&aacute;ticos llegaron al lugar, superados en n&uacute;mero por medios de comunicaci&oacute;n. Photo by Fred Prouser/Reuters</p>