24 de febrero de 2008 / 18:48 / hace 9 años

Heavy metal pervive en Marruecos tras condenas por satanismo

Por Tom Pfeiffer

SIDI KACEM, Marruecos (Reuters) - Cientos de aficionados al heavy metal se reunieron en Marruecos este fin de semana en el mayor festival de esta tendencia musical en el norte de África, desde que un grupo de "hard rock" fuera encarcelado hace cinco años acusado de "satanismo."

Desafiando los insultos de los islamistas y a la lluvia, jóvenes vestidos con vaqueros negros, con barbas de chivo y rastas caminaron con paso fuerte hacia la sala de conciertos en la localidad de Sidi Kacem, en el norte de Marruecos.

Cuando el primer grupo, Hammerhead, comenzó los arreglos para tocar, un pequeño Fiat aparcó fuera del hall y dos policías salieron del vehículo.

"Está bien," dijo el organizador Yassine Ould Abbou. "Sólo están aquí para comprobar la seguridad," aseguró.

Unos acordes de guitarra marcaron el inicio del concierto que fue recibido por miradas atemorizadas de los hombres y mujeres en el exterior.

"La mayoría de la gente en este pueblo nunca ha visto un guitarra eléctrica," afirmó Yassine, quien expresó su deseo de duplicar los 500 espectadores que asistieron al último concierto.

El espectáculo comenzó con sólo unas docenas de asistentes que brincaban y chiflaban, pero los organizadores aseguraron que la asistencia llegó a ser de 600 a 700 personas.

Muchos de los músicos coincidieron en que era una lucha constante ser un roquero en un país musulmán, donde los reyes ostentan un poder supremo.

"El mayor problema es encontrar un lugar donde tocar," afirmó la integrante del grupo Xenophiliya, uno de los convocados, Khalid Lamnour quien aseguró que a veces se les impide tocar pensando que son satánicos pero que esa gente no conoce de verdad su música.

"METODOS SEDUCTORES"

Once jóvenes marroquíes fueron condenados en el 2003 por distribuir material que "socava la buena moral" y por hacer que "la gente escuche con malas intensiones canciones que están en contra de la moral e incitan a la depravación."

Tres de ellos fueron sentenciados a un año de prisión por "utilizar métodos seductores con el propósito de socavar la fe musulmana," lo que dio inicio a las protestas de muchos grupos de derechos humanos.

"Estas personas no fueron los primeros metaleros marroquíes pero fueron sacrificados por el Gobierno para poner un ejemplo," afirmó Anas Tabouti, asistente y participante en el concierto.

Traducido en Español por Servicio Online de Madrid, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below