Cadena de líder religioso sorprende con novelas en TV de Brasil

viernes 25 de julio de 2008 18:49 GYT
 

Por Stuart Grudgings

RIO DE JANEIRO (Reuters) - Suelen baja sigilosamente por las escaleras hacia la cocina y se acerca a Andre, quien con poca ropa encima lucha contra los efectos de una cena picante y cargada de afrodisíacos.

"¿Tienes calor?," murmura Suelen, empujando su escote hacia la cara del hombre. "Sí," responde un agotado Andre, "extraño, porque usualmente hace frío de noche." Fin de la toma.

Luego de observar la filmación de "Chamas da Vida" en los estudios de Rede Record cerca de Río de Janeiro, es difícil creer que la cadena es propiedad del fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios, Edir Macedo.

Sin embargo, el estudio no ha parado de producir aquellas telenovelas que los brasileños adoran y logró atraer a los televidentes de su rival, el gigante Globo TV.

La participación de Record en el codiciado horario estelar, dominado por telenovelas, ha subido con paso seguro al segundo lugar con un 10 por ciento, desde el 4 por ciento registrado tras su ingreso al negocio de las teleseries hace cuatro años, según datos de la firma de estudios de mercadeo IBOPE.

La participación de Globo, en tanto, ha caído en 30 por ciento, desde un 37 por ciento obtenido en el 2004.

Macedo, el controvertido líder detrás de la Iglesia Universal, adquirió Record a principios de la década de 1990.

Pero la programación religiosa en Record está restringida para las primeras horas del día y las novelas no muestran signos de puritanismo.   Continuación...

 
<p>Actores de televisi&oacute;n ensayan una escena de la telenovela 'Chamas da Vida' en R&iacute;o de Janeiro, Brasil, 25 jul 2008. Suelen baja sigilosamente por las escaleras hacia la cocina y se acerca a Andre, quien con poca ropa encima lucha contra los efectos de una cena picante y cargada de afrodis&iacute;acos. '&iquest;Tienes calor?', murmura Suelen, empujando su escote hacia la cara del hombre. 'S&iacute;', responde un agotado Andre, 'extra&ntilde;o, porque usualmente hace fr&iacute;o de noche' (en la foto). Fin de la toma. Photo by Bruno Domingos/Reuters</p>