Familia de actor Heath Ledger espera recuperar sus restos

viernes 25 de enero de 2008 15:26 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - El padre del actor australiano Heath Ledger tenía previsto llegar a Nueva York el viernes para reclamar el cadáver de su hijo, de 28 años, cuya repentina muerte ocurrida esta semana sigue siendo un misterio, reportó New York Daily.

Kim Ledger se dirigió a los periodistas un día después de la muerte de su hijo para pedir intimidad durante el duelo y no ha vuelto a aparecer ante las cámaras desde entonces.

"El quiere estar con su hijo," declaró al Daily News Dominic Carella, director de la casa de servicios fúnebres Frank E.Campbell en Nueva York, lugar donde permanecen los restos de Ledger.

Kim Ledger y la actriz Michelle Williams, madre de la hija de dos años del intérprete, estaban entre los asistentes confirmados para una ceremonia privada antes de que la familia llevara el cuerpo del artista de vuelta a Australia para ser sepultado en su localidad natal, Perth, dijo el diario.

Tanto el servicio fúnebre, donde decenas de fotógrafos se han reunido desde el jueves, como el consulado de Australia en Nueva York se negaron a hacer comentarios el viernes, argumentando que se trata de un asunto privado.

Hasta ahora no se ha visto a la familia del actor ni a Michelle Williams, quien protagonizó junto a Ledger la película "Brokeback Mountain," que le valió al australiano una nominación al Oscar por su caracterización de un vaquero homosexual.

Cuando la pareja se separó en el mes de septiembre del 2007, Ledger se fue a vivir a un departamento del barrio neoyorquino de de Soho, donde fue encontrado su cadáver. El cuerpo del actor estaba desnudo sobre la cama cama y junto a ésta había pastillas para dormir y otros medicamentos.

La policía declaró que no había ninguna nota suicida ni evidencia de que el actor hubiera sido víctima de algún delito. La autopsia realizada este miércoles no arrojó pruebas definitivas, por lo que se esperan otros resultados dentro de dos semanas.

El cuerpo de Ledger fue descubierto por su masajista, que llamó a la actriz Mary-Kate Olsen, amiga del australiano, quien envió a guardias privados y luego contactó a los servicios de emergencias.

El actor había declarado en una entrevista al New York Times que sufría problemas para dormir y que estaba consumiendo medicamentos debido al estrés al que estaba sometido por el trabajo en sus dos últimas películas.

(Reporte de Marko Georgiev; Traducido por Servicio Online de Madrid; Editado en Español por Marion Giraldo)