JUEGOS-Empujones y calor en Pekin para conseguir últimos boletos

viernes 25 de julio de 2008 09:35 GYT
 

Por Ian Ransom

PEKIN (Reuters) - Sin lavarse, sin comer y sin dormir, decenas de miles de chinos gritaban y se empujaban por conseguir los últimos boletos disponibles para presenciar alguna competencia de Pekín 2008 en un viernes caluroso, amenazando con quebrar las líneas de seguridad dispuestas.

Los ciudadanos deseosos de obtener una entrada y los funcionarios de seguridad se gritaban unos a otros a medida que los ánimos se caldeaban apenas dos semanas antes del inicio de los Juegos Olímpicos.

A través de los altavoces se les pedía a la gente que hiciera fila pacientemente, mientras rencillas menores estallaban entre las personas y algunos llegaban a tomarse a golpes.

"Estamos haciendo todo lo que podemos para mantener la situación en calma," dijo un portavoz de la policía a los periodistas, estimando en 40.000 personas la multitud que se agolpaba por una entrada.

Incluso antes de que amaneciera, algunos trataron de forzar el ingreso a las oficinas de expendió, provocando la pronta respuesta de la policía, dijeron testigos.

La policía también estaba retirando gente de la fila por ser demasiado prepotente, y al menos un hombre había sido detenido.

Los potenciales compradores estaban limitados a dos entradas cada uno para la misma competencia, pero las autoridades han prometido que el último paquete tiene entradas para eventos en todas las sedes, aunque no para todos los eventos.

Muchos deseaban obtener boletos para algún evento en el Estadio Nacional, conocido como "Nido de Pájaro," o para el "Cubo de Agua," los dos estadios emblemas que han cambiado el paisaje de Pekín.   Continuación...

 
<p>Un hombre sostiene un abanico chino mientras espera en l&iacute;nea para comprar boletos para asistir a los Juegos Ol&iacute;mpicos de Pek&iacute;n, cerca del Estadio Nacional en Pek&iacute;n, 25 jul 2008. Sin lavarse, sin comer y sin dormir, decenas de miles de chinos gritaban y se empujaban por conseguir los &uacute;ltimos boletos disponibles para presenciar alguna competencia de Pek&iacute;n 2008 en un viernes caluroso, amenazando con quebrar las l&iacute;neas de seguridad dispuestas. Los ciudadanos deseosos de obtener una entrada y los funcionarios de seguridad se gritaban unos a otros a medida que los &aacute;nimos se caldeaban apenas dos semanas antes del inicio de los Juegos Ol&iacute;mpicos. Photo by David Gray/Reuters</p>