Memorias de Sean Connery no abunda en chisme

miércoles 27 de agosto de 2008 08:41 GYT
 

EDIMBURGO (Reuters) - Si buscas historias de romances sobre las "chicas Bond" o chismes del mundo del cine, las memorias de Sean Connery no son para ti.

"Being A Scot" ("Ser escocés"), la autobiografía del reconocido actor, es más bien un libro para la mesa del salón, un pesado tomo escrito en colaboración con el director también escocés Murray Grigor.

Las memorias, lanzadas esta semana en la Feria Internacional del Libro de Edimburgo el día del 78 cumpleaños del actor, hablan de su infancia durante los años '30 en Fountainbridge, una zona pobre de Edimburgo.

El texto recuerda cómo se abrió camino repartiendo leche, en la Marina (que dejó por sus problemas de úlceras), modelo para estudiantes de arte, culturista y -casi- futbolista profesional.

Pero el libro es parco en detalles íntimos, y Connery parece evitar revelar mucho sobre él o sobre alguno de los romances que se le han atribuido.

Escocés apasionado, dedica gran parte del libro ilustrado a su tierra natal, su historia, arte, literatura, arquitectura y poesía. Sin embargo, vive en las Bahamas y ha prometido que no vivirá jamás en Escocia hasta que ésta logre la independencia.

Las películas de James Bond le hicieron famoso en todo el mundo, y se considera que él definió el papel cinematográfico del agente secreto creado por el escritor Ian Fleming en su primera aparición como Bond en "Agente 007 contra el Dr. No," de 1962.

Apareció en siete películas de la saga, la última de 1983, considerada una producción no oficial de la franquicia.

Sin embargo, en sus memorias hay sólo media docena de breves referencias a Bond, si bien Connery atribuye su pasión por el golf a "Goldfinger," una película de 1964 para la que tuvo que aprender a jugar.

El actor fue igualmente discreto en el lanzamiento del libro. Al preguntarle si tenía una actriz protagonista preferida respondió: "No, en realidad no."

(Por Ian MacKenzie, traducido por Servicio Online de Madrid)

 
<p>Si buscas historias de romances sobre las 'chicas Bond' o chismes del mundo del cine, las memorias de Sean Connery (en la foto) no son para ti. 'Being A Scot' ('Ser escoc&eacute;s'), la autobiograf&iacute;a del reconocido actor, es m&aacute;s bien un libro para la mesa del sal&oacute;n, un pesado tomo escrito en colaboraci&oacute;n con el director tambi&eacute;n escoc&eacute;s Murray Grigor. Photo by (C) DAVID MOIR / REUTERS/Reuters</p>