Carrusel de la moda en desfile de Chanel en París

viernes 29 de febrero de 2008 13:53 GYT
 

PARIS (Reuters) - Karl Lagerfeld reveló el viernes a la mujer de Chanel para el siglo XXI, ante una audiencia repleta de estrellas de primera línea como Mary-Kate y Ashley Olsen, Kanye West y Claudia Schiffer.

Con una espectacular escenografía en el Grand Palais, el maestro de la moda francesa, que esta semana ya ha presentado la colección de su propia marca, transformó la pasarela en una feria con un carrusel gigante como pieza central.

Pero en lugar de los caballos de feria, estaban los detalles característicos de Chanel: carteras estampadas, camelias y perlas.

Lagerfeld, quien presentó en la pasarela modelos con variaciones modernas del tradicional traje de Chanel, dijo que decidió poner los motivos históricos de la casa sobre el carrusel para poder jugar más libremente con las prendas.

"La base de Chanel es aún muy francesa, teníamos todos los símbolos típicos de Chanel: la camelia, los botones, las perlas, la cartera, todo. Pero en el desfile no hubo casi nada, sólo una pequeña cartera, porque la moda tiene que cambiar," afirmó Lagerfeld a Reuters Televisión luego del desfile.

Como su propia colección, presentada al principios de esta semana, Lagerfeld escogió una paleta restringida, en gran parte monocromática, para el otoño 2008, pero jugó con los largos y las texturas.

Polleras largas estilizadas, que emergen como una tendencia para la próxima temporada, tras hacer apariciones en Nueva York y Milán, también tuvieron una participación, en los característicos tejidos de Chanel, combinados con sacos de vestir cortos en el frente pero largos en la parte trasera.

El contraste frente-espalda fue un tema hasta en la lencería a dos tonos de las modelos, que era blanca en el frente y negra en la parte trasera.

En general, fue evidentemente comercial. Los accesorios tuvieron una gran participación, con cinturones en casi todas las polleras y zapatos de tacón grande tan altos que algunas modelos tenían dificultades para caminar.

Al final del desfile, el carrusel empezó a girar y apareció Lagerfeld, impenetrable en sus gafas oscuras y cuello blanco alto, para acompañar la salida de las modelos.

(Reporte de Rachel Sanderson. Editado en español por Lucila Sigal)