J.K. Rowling, Warner Bros. demandan a libro sobre Harry Potter

miércoles 31 de octubre de 2007 19:43 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Un libro considerado como la enciclopedia no oficial de la serie "Harry Potter" viola los derechos de autor e intenta aprovecharse de la exitosa saga, dijeron el miércoles la escritora J.K. Rowling y Warner Bros. en comunicados que anuncian la presentación de una demanda.

El libro de 400 páginas, titulado "The Harry Potter Lexicon," que será lanzado el 28 de noviembre por RDR Books en Estados Unidos, se refiere inapropiadamente a los personajes y el universo ficticio de Rowling, indicaron la escritora y Warner Bros.

"El libro es especialmente problemático ya que se opone directamente a las intenciones de Rowling, que ha expresado reiteradamente que desea publicar sus propios libros que acompañen a la serie y donar las ganancias de esos textos a caridad," sostiene la demanda.

El recurso legal fue presentado el miércoles en una corte de Manhattan.

La demanda nombra a RDR Books, una compañía editorial con base en Michigan, y a personas no identificadas como acusados y busca reparaciones por violación a los derechos de autor y de marca federales, además de cualquier ganancia que logre el libro.

El sitio en internet de la compañía dijo que el autor del libro, Steve Vander Ark, basó el libro en un sitio en internet que la propia Rowling ha premiado por su excelencia.

Sin embargo, en un comunicado publicado el miércoles, Rowling dijo que incluso pese a que ama los sitios en internet de seguidores del joven mago, espera escribir "la enciclopedia definitiva de Harry Potter, que incluirá todo el material que no llegó a los libros" y donar las ganancias a la caridad.

"Por lo tanto, no puedo aprobar los 'libros de compañía' o 'enciclopedias' que buscan adelantarse a mi texto de referencia definitivo por beneficio personal de sus autores," afirmó.

"Los afectados en tal situación serían las caridades a las que espero, eventualmente, beneficiar," agregó.

Warner Bros., filial de Time Warner Inc. y el distribuidor de las películas de Harry Potter, dijo en un comunicado que estaba buscando proteger sus derechos de propiedad intelectual para que "todos puedan seguir disfrutando de los libros y filmes de Harry Potter en el espíritu en que fueron creados."