ENTREVISTA-Nobel de la Paz podría expandirse, pero tiene límites

lunes 29 de septiembre de 2008 19:49 GYT
 

Por John Acher y Alister Doyle

OSLO (Reuters) - El Premio Nobel de la Paz podría expandirse hacia nuevas áreas como el periodismo, pero tiene límites claros y quienes luchan contra la corrupción no deberían esperar un premio, dijo el lunes un funcionario del Nobel de alto rango.

La amplitud del premio otorgado desde 1901 creció a través de los años. En sus primeras décadas, se premiaba el trabajo a favor de la paz, de desarme y la asistencia humanitaria, pero luego en los años 1960 comenzó a incluir la lucha por los derechos humanos, hasta que a comienzos de este siglo incluso se reconoció la protección del medio ambiente.

"Las viejas categorías siguen existiendo y la mayoría de los premios será para las viejas categorías, pero podría ampliarse la definición (de paz) en el futuro", dijo a Reuters el director del Instituto Nobel noruego, Geir Lundestad, en una entrevista.

"Siempre hemos creído (...) que hay muchos caminos para llegar a la paz, y siempre ha habido discusiones sobre cómo definir la intención de Alfred Nobel", dijo Lundestad, 11 días antes del anuncio del ganador del premio de la paz 2008 en Oslo.

Los premios Nobel fueron creados en 1985 por voluntad del filántropo e inventor sueco. Entre los favoritos para ganar el 10 de octubre se encuentran el disidente chino Hu Jia y el primer ministro designado de Zimbabue, Morgan Tsvangirai.

Lundestad dijo que el comité de cinco miembros se reunió en el 2004 para intentar definir la ampliación de su definición de paz y aceptó la posibilidad de que se otorgue un premio al periodismo.

"¿Existe una conexión entre las noticias y la paz? Hemos concluido que sí", dijo Lundestad, secretario del comité.

"Hay una gran diferencia entre una transmisión de noticias responsable, que puede desalentar el conflicto, y la propaganda sensacionalista, que claramente puede fomentarlo."   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del ganador del premio de la paz Muhammad Yunus (izquierda) junto al director del Instituto Nobel noruego, Geir Lundestad, a su llegada al aeropuerto de Oslo, 8 dic 2006. REUTERS/Sara Johannessen/Scanpix</p>