1 de octubre de 2008 / 21:22 / hace 9 años

Muere caricaturista que satirizó a enemigos de la URSS

4 MIN. DE LECTURA

<p>Foto de archivo del caricaturista sovi&eacute;tico Boris Yefimov junto con algunos de sus dibujos, 28 mayo 1997.Dima Korotayev</p>

Por Dmitry Solovyov

MOSCU (Reuters) - El caricaturista soviético Boris Yefimov, que por orden del Kremlin satirizó a Adolf Hitler y luego a Estados Unidos durante la Guerra Fría, murió a los 108 años, dijeron el miércoles sus familiares.

Las caricaturas de un Hitler ridículo y demente que Yefimov publicaba en la prensa soviética buscaban levantar la moral en el frente. Los soldados del Ejército Rojo las recortaban y llevaban en sus bolsillos.

Tiempo después Yefimov dijo que el líder nazi lo había puesto en una lista de personajes soviéticos que debían ser colgados el día que tomara Moscú.

Más tarde, bajo las órdenes del dictador Josef Stalin, el dibujante representó a Estados Unidos como un tacaño Tío Sam con misiles y símbolos de dólar, por si alguien tenía dudas.

Yefimov recibió las más altas condecoraciones de la Unión Soviética, pero también conoció el lado oscuro del comunismo.

"Ya sabes, el punto de mi trabajo es que era un arma. Las caricaturas tenían que golpear con su agudeza, tenían que exponer y ser una mofa", dijo en el 2004.

Con una memoria aguda hasta muy avanzada edad, expresó arrepentimiento por parte de su trabajo.

"No podía negarme a hacerlo (...) pero hoy recuerdo aquello con desencanto", dijo a Reuters en 1998 sobre algunas de sus caricaturas.

"Decir 'No quiero hacerlo. Mátenme' hubiera sido inocente", explicó.

Su hermano, el periodista Mikhail Koltsov, fue asesinado en las purgas supervisadas por Stalin en la década de 1930.

El caricaturista fue amigo del líder revolucionario Leon Trotsky, también asesinado por orden del dictador.

Un día en 1947, Stalin le dio a Yefimov a penas unas pocas horas para hacer una caricatura contra una escalada militar de Estados Unidos en el hemisferio norte.

"Tenía dos días de trabajo por delante. Si hubiese fallado, habría muerto, pero milagrosamente la terminé", dijo a Reuters.

Yefimov hasta incluyó pingüinos en el dibujo a sugerencia del camarada Stalin, sin atreverse a decirle que no hay pingüinos en el Polo Norte.

El artista comenzó su carrera durante la guerra civil rusa, luego de que los bolcheviques tomaron el poder en 1917.

"Boris Yefimov es el más político de nuestros artistas gráficos", escribió Trotsky en una introducción a uno de sus libros de caricaturas publicado en 1924. "Conoce la política, le gusta y penetra en todos sus detalles. Es su rasgo más fuerte".

Durante su notable carrera, Yefimov vio hablar a Lenin en 1922, a Hitler a Berlín en 1933 y cubrió los juicios de Nuremberg contra los líderes nazis tras la II Guerra Mundial.

El dijo que el secreto de su longevidad era no seguir ninguna receta.

"Frecuentemente me reuno con amigos y bebemos vodka, coñac y cerveza y comemos de todo. No sigo ninguna dieta", dijo.

Reporte adicional de Adam Tanner; editado en español por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below