Emotivo llamado de Betancourt en Príncipe Asturias

viernes 24 de octubre de 2008 16:12 GYT
 

Por Raquel Castillo

MADRID (Reuters) - En un discurso profundamente emotivo, la colombiana Ingrid Betancourt hizo un llamado el viernes contra la resignación y la indiferencia durante la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias en la ciudad española de Oviedo, donde fue la gran protagonista.

Tras recibir el Premio de la Concordia y después de definir el evento como "la más maravillosa de las citas", Betancourt habló sobre sus más seis años de cautiverio en las selvas colombianas a manos de la guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La ex candidata presidencial colombiana también dio las gracias por los esfuerzos en su liberación a los príncipes, al rey y al Gobierno español.

Betancourt tuvo palabras de aliento como homenaje a sus "hermanos cautivos" que siguen como rehenes, al tiempo que pidió al mundo una profunda reflexión sobre su situación para ayudar a su liberación.

"Sobre todo, podemos no resignarnos. Porque resignarse es morir un poco, es no hacer uso de la posibilidad de escoger, es aceptar el silencio. La palabra, en cambio, precede a la acción, prepara el camino, abre las puertas. Hoy debemos más que nunca usar la voz para romper cadenas", dijo Betancourt en su discurso.

"Es claro que nuestro mundo debe cambiar y que cada uno de nosotros debe romper la maldición de su propia indiferencia", expresó.

La Fundación Príncipe de Asturias decidió conceder el premio a la ciudadana franco-colombiana por su "fortaleza, dignidad y valentía" a la hora de afrontar su secuestro.

La liberación de Betancourt y de otros 14 cautivos en julio dio pie a una extensa cobertura mediática y desde entonces se ha convertido en un símbolo de los cientos de personas que siguen secuestradas en Colombia.   Continuación...

 
<p>Ingrid Betancourt recibe un aplauso del p&uacute;blico durante la ceremonia de entrega del premio Pr&iacute;ncipe de Asturias en Oviedo, 24 oct 2008. En un discurso profundamente emotivo, la colombiana Ingrid Betancourt hizo un llamado el viernes contra la resignaci&oacute;n y la indiferencia durante la ceremonia de entrega de los Premios Pr&iacute;ncipe de Asturias en la ciudad espa&ntilde;ola de Oviedo, donde fue la gran protagonista. REUTERS/Eloy Alonso</p>