Keanu Reeves niega en la corte haber atropellado a paparazzi

martes 28 de octubre de 2008 19:07 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - El actor Keanu Reeves negó el martes a una corte de Los Angeles haber atropellado a un paparazzi para evitar que este le tomara una foto, diciendo que el hombre se tropezó mientras caminaba hacia atrás.

El actor de "Matrix" testificó durante cerca de una hora en el juicio civil iniciado en su contra por el fotógrafo, quien alega haber tenido un importante lucro cesante debido a las heridas que sufrió en su muñeca en el incidente, ocurrido en marzo del 2007.

El juicio civil se lleva a cabo tras una serie de conflictos en Los Angeles ocurridos este año entre paparazzi y celebridades, incluyendo a la estrella del rap Kanye West, la estrella de "300" Gerard Butler y los actores Matthew McConaughey y Pierce Brosnan.

Las tensiones han estado tan altas que algunos funcionarios de la ciudad de Los Angeles han considerado formular nuevas leyes incluyendo una "zona de seguridad personal" entre celebridades y paparazzi.

Reeves, de 44 años, se estaba alejando de la acera en su Porsche afuera de una casa privada en la zona de Ranchos Palos Verdes cuando "en una repentina, errática y peligrosa maniobra, él condujo hacia adelante e impactó" al fotógrafo Alison Silva, de acuerdo a la demanda presentada por el paparazzi.

Silva dijo que Reeves había estado visitando a su hermana, quien padecía de un desorden alimenticio.

Pero Reeves dijo estar seguro de que el único momento en que su automóvil tuvo contacto con Silva fue cuando el paparazzi se inclinó y puso su mano sobre el vehículo. Entonces comenzó a caminar hacia atrás y se cayó.

(Reporte de Jill Serjeant; Editado en español por Javier Leira)

 
<p>Foto de archivo del actor estadounidense Keanu Reeves durante el estreno de la cinta "Anvil! The story of Anvil", en Londres, 21 oct 2008. Reeves neg&oacute; el martes a una corte de Los Angeles haber atropellado a un paparazzi para evitar que este le tomara una foto, diciendo que el hombre se tropez&oacute; mientras caminaba hacia atr&aacute;s. REUTERS/Alessia Pierdomenico</p>