¿Delgada línea entre el amor y el odio? La ciencia sabe por qué

miércoles 29 de octubre de 2008 10:06 GYT
 

Por Michael Kahn

LONDRES (Reuters) - Suele decirse que del amor al odio hay un solo paso y ahora los científicos creen saber por qué.

Controles cerebrales en personas demostraron que las imágenes de los individuos que odiaban revelaban un patrón de actividad cerebral que se producía en parte en áreas también activadas por el amor romántico, dijeron el miércoles Semir Zeki y John Paul Romaya, del University College de Londres.

"Este vínculo explicaría por qué el amor y el odio están tan íntimamente relacionados uno con otro en la vida", señalaron los investigadores en la revista PLoS One.

"Nuestros resultados muestran que hay un patrón único de actividad en el cerebro en el contexto del odio", agregaron.

En su estudio, los expertos mostraron a 17 hombres y mujeres fotografías de algunas personas que los voluntarios decían odiar, junto con las de tres rostros familiares y neutrales.

Los individuos odiados eran ex parejas o rivales laborales, excepto en un caso en el que se trataba de un político famoso.

Los controles cerebrales identificaron un patrón de actividad en diferentes zonas del cerebro que los investigadores llamaron "circuito del odio", que se activaba cuando las personas veían las fotos de quienes despreciaban.

El denominado circuito del odio incluye estructuras en la corteza y la subcorteza cerebral y representó un patrón distinto al de emociones como el temor, el miedo y el enojo, manifestó Zeki en una entrevista telefónica.   Continuación...