Sitios redes sociales serían buenos para las empresas: estudio

miércoles 29 de octubre de 2008 12:54 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Buenas noticias para los trabajadores adictos a Facebook, Bebo y MySpace: un centro de estudios británico sostiene que los jefes no deberían evitar que sus empleados utilicen sitios de redes sociales ya que, en realidad, podrían beneficiar a sus empresas.

Un reporte del centro de análisis Demos señaló que estimular a los empleados para que utilicen tecnologías de interconexión para establecer relaciones y vínculos más cercanos con colegas y clientes podría ayudar a los empresarios en lugar de perjudicarlos.

Al autor Peter Bradwell dijo que si bien las empresas utilizan sistemas específicos para compartir información, los sitios de redes sociales en línea podrían también cumplir una función importante, ayudar a la productividad, la innovación y al trabajo democrático.

Sin embargo, señaló que deberían existir pautas prácticas para limitar el uso no laboral.

"Las prohibiciones en Facebook o YouTube son casi siempre imposibles de implementar; las empresas podrían tratar de establecer un límite de tiempo en las cantidades de minutos permitidos cada día para conversar", escribió el autor.

"La respuesta no es cerrar el acceso a plataformas de conexión social, tampoco es invertir a ciegas en plataformas de cooperación. Más bien argumentamos que necesitamos comprender, una vez que aceptamos las consecuencias de redes sociales, cómo podemos manejar los nuevos desafíos", añadió.

Su investigación llegó a la conclusión de que tratar de controlar el uso de sitios como Facebook, que por sí solo cuenta con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo, incluso podría perjudicar a las organizaciones.

Algunas empresas han reconocido que las redes sociales no pueden separarse fácilmente de las redes "profesionales".

"En el difícil ambiente de negocios de la actualidad, la reacción instintiva puede ser la de cerrar las escotillas y volver a los tradicionales de 'comando y control' que permiten monitorear y medir la productividad", dijo el autor.

"Permitir que los trabajadores tengan más libertad y flexibilidad podría parecer ilógico, pero sin embargo parece crear negocios más capaces de mantener la estabilidad", agregó.

(Reporte de Michael Holden, editado en español por Gabriela Donoso)