Un joven de 28 años es el nuevo rey de Bután

jueves 6 de noviembre de 2008 17:10 GYT
 

THIMPHU (Reuters) - De tradición medieval y espíritu budista, un joven de 28 años educado en Oxford asumió la corona de Bután el jueves, para dirigir la democracia más nueva del mundo en su adaptación al mundo moderno.

Cuando el abad cantó consignas sacras para otorgarle sabiduría, compasión y visión, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck fue coronado quinto Druk Gyalpo de Bután, o Rey Dragón, por su propio padre, quien implantó la democracia y abdicó hace dos años.

Vestido de rojo y oro - túnica por debajo de la rodilla como llevan todos los butaneses - se sentó con las piernas cruzadas en el trono de oro, con mirada solemne y una efímera sonrisa, mientras recibía las ofrendas y los bienes.

La roja y negra corona de seda, bordada con imágenes de calaveras blancas y una cabeza de cuervo azul en la parte superior, representa al dios supremo de la guerra de Bután y una monarquía que unió al país desde hace 100 años y continúa siendo muy popular.

Este encantador rey joven, quien ha estudiado en Estados Unidos e India, personifica los cambios radicales producidos en el conservador reino Himalaya: un país reciente, una joven democracia, con un ojo puesto en el mundo, pero con un pie plantado en su pasado.

"No necesito nada", dijo a la multitud que fue a presentar sus respetos por la tarde.

"Lo que es importante para mí son las esperanzas y aspiraciones de la gente y una larga y saludable vida para mi padre Jigme Singye Wangchuck", apuntó.

"En esta ocasión especial, rezar y desear que el sol y la felicidad brille siempre en nuestro país", señaló el monarca.

Liberado de las cargas que el Gobierno de su padre soportó, Wangchuck permanece como un importante símbolo de la unidad nacional y la estabilidad en un país de 635.000 habitantes que superan una transición a la modernidad a veces traumática y divisiva.   Continuación...

 
<p>El nuevo rey de But&aacute;n, Khesar, recibe la joya del cumplimiento durante su coronaci&oacute;n en Thimphu, 6 nov 2008. De tradici&oacute;n medieval y esp&iacute;ritu budista, un joven de 28 a&ntilde;os educado en Oxford asumi&oacute; la corona de But&aacute;n el jueves, para dirigir la democracia m&aacute;s nueva del mundo en su adaptaci&oacute;n al mundo moderno. REUTERS/Royal Government of Bhutan/Handout</p>