11 de noviembre de 2008 / 14:04 / en 9 años

Nueva revelación sobre foto "Muerte de un miliciano" de Capa

<p>Un visitante observa la fotograf&iacute;a "Muerte de un miliciano" tomada en C&oacute;rdoba en 1936 por Robert Capa 21 ene 2005. Es una de las fotos de guerra m&aacute;s famosas pero m&aacute;s controvertidas de todos los tiempos. Ahora una exhibici&oacute;n en Londres del trabajo del fot&oacute;grafo Robert Capa arroja nueva luz sobre su foto de un miliciano de la Guerra Civil espa&ntilde;ola tomada en el momento en que cae muerto. La foto "Muerte de un miliciano" tomada en C&oacute;rdoba en 1936 muestra al miliciano vestido con una camisa blanca echado para atr&aacute;s, con su brazo extendido mientras deja caer su rifle.</p>

Por Angus MacSwan

LONDRES (Reuters) - Es una de las fotos de guerra más famosas pero más controvertidas de todos los tiempos.

Ahora una exhibición en Londres del trabajo del fotógrafo Robert Capa arroja nueva luz sobre su foto de un miliciano de la Guerra Civil española tomada en el momento en que cae muerto.

La foto “Muerte de un miliciano” tomada en Córdoba en 1936 muestra al miliciano vestido con una camisa blanca echado para atrás, con su brazo extendido mientras deja caer su rifle.

El trabajo le trajo fama instantánea al húngaro Capa y pronto se convirtió en símbolo de la lucha contra el fascismo.

Pero con el paso de los años, se plantearon dudas sobre su veracidad, y algunos hasta sugirieron que fue armada. El mismo Capa dio pocas claves sobre las circunstancias reales en las que capturó la imagen.

La exhibición en el Barbican Center, llamada “This is War -- Robert Capa at Work”, reúne todas las imágenes conocidas tomadas por Capa aquel día de septiembre de 1936 junto a su compañera Gerda Taro.

La muestra también presenta más de su trabajo en España, fotos de la Guerra Sino-Japonesa en 1938 y el desembarco de las tropas estadounidense en las playas de Normandía en el Día D de 1944, al igual que originales de revistas y notas y cartas del propio Capa.

El curador de la colección fue el biógrafo de Capa Richard Whelan, que murió el año pasado. Whelan había salido a responder a los escépticos que dudaban de “Muerte de un miliciano” dijo a Reuters Kate Bush, jefa de Galerías del Barbican.

“Volvió a revisar los archivos y encontró muchos más negativos de ese momento en particular. Descubrió más material que ayudó a conceptualizar la imagen del soldados cayendo”, apuntó.

La autenticidad de la foto fue puesta en duda por Phillip Knightley en su libro de 1975 sobre corresponsales de guerra, “The First Casualty”, donde citó a un periodista, O.D. Gallagher, diciendo que Capa le había confesado en una habitación de hotel en España que la foto fue posada.

Pero Whelan creía que el relato era falso y Bush señaló: “La foto es obviamente de alguien muriendo. Y es imposible hacer esa pose”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below