Filme chileno muestra en Argentina viaje iniciático niña quechua

jueves 13 de noviembre de 2008 14:46 GYT
 

Por Lucila Sigal

MAR DEL PLATA, Argentina (Reuters) - El director chileno Esteban Larraín presentó en el Festival de Cine de Mar del Plata un filme sin diálogos, que cruza la realidad con la ficción sobre el viaje a pie de una niña desde Bolivia hacia el norte de Chile en busca de trabajo.

"Alicia en el país", el único filme chileno en competencia oficial del festival, está basada en la historia real de Alicia Esquivel, una niña quechua de 13 años que caminó 180 kilómetros entre Soniquera, su pueblo natal al sur de Bolivia, y la ciudad chilena San Pedro de Atacama, donde fue detenida por ilegal.

En un cruce entre realidad y ficción, el filme, interpretado por la verdadera protagonista, sigue a la niña durante 86 minutos caminando sola y en silencio por el altiplano boliviano, un salar, el desierto y la cordillera, en un viaje iniciático que busca mostrar el tránsito de una joven hacia la adultez.

Larraín no utiliza diálogos y recurre a la música, el sonido ambiente y la respiración por momentos agitada de la niña, que viaja sólo acompañada de una mochila con víveres y una manta tejida, para dar cuenta de un recorrido que para algunos espectadores puede parecer lento y pesado.

"Quería mostrar un viaje que no tiene mucho que ver con la idea que tiene un occidental de un viaje iniciático, en que el protagonista va superando obstáculos y aprendiendo lecciones", dijo Larraín a periodistas tras la proyección del filme.

"Quise respetar una mirada más fiel a lo que yo aprendí de ellos, que tienen una mirada de la vida más adusta, menos griega (...) Puede ser tedioso desde nuestro punto de vista y puede que algunos esperen que algo pase o que hable con alguien, pero la procesión va por dentro, los cambios son más sutiles", agregó.

Larraín quiso filmar la historia de Alicia tras leer un reportaje que relataba el viaje y su posterior detención. Viajó a Bolivia y contactó a la joven y a su familia en Soniquera, donde viven del pastoreo de llamas.

El director, de 34 años, contó que al principio la joven se mostró reacia a que filmara su historia porque pensó que sería un policía chileno de frontera, pero luego se "entusiasmó".   Continuación...