Salzburgo se resiste al hotel de "La Novicia Rebelde"

miércoles 3 de diciembre de 2008 18:20 GYT
 

Por Sylvia Westall

VIENA (Reuters) - Autoridades de Salzburgo, la ciudad donde se encuentra la casa original del filme "La Novicia Rebelde", han cancelado los planes de convertir a la mansión de la familia von Trapp en un hotel, según reveló la compañía detrás de la idea.

El filme de 1965 se basa en la historia real sobre cómo Maria, una monja novicia, conquista al Barón von Trapp y a sus siete hijos por medio de sus cantos y su bondad, y la fama de la película atrae a cientos de turistas a Salzburgo y a la casa anualmente.

Pero el consejo de planificación de Salzburgo se opone al proyecto hotelero debido a que los residentes están preocupados de que la ciudad, cercana a los idílicos alpes austríacos, será invadida por más turistas, según informó la compañía Villa Trapp.

"Salzburgo está mordiendo la mano que alimenta su turismo", señaló el desarrollador del proyecto mediante un comunicado el miércoles.

"Podría considerarse una locura que la nueva empresa turística sea bloqueada cuando los problemas financieros mundiales pueden atraer a menos turistas hacia Salzburgo", agregó en el texto.

Ningún representante del gobierno local estuvo disponible para realizar declaraciones.

El exitoso filme, protagonizado por Julie Andrews y Christopher Plummer, ha inspirado musicales alrededor del mundo y generosas ventas de artículos relacionados con "La Novicia Rebelde".

En Austria, los visitantes se pueden casar en la mansión, que fue el hogar de los von Trapp auténticos entre 1923 y 1938 antes de que emigraran debido a la invasión Nazi a Austria.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de Maria von Trapp tocando la guitarra junto a unas ni&ntilde;as en frente de su antigua mansi&oacute;n en Salzburgo, Austria, 24 jul 2008. Autoridades de Salzburgo, la ciudad donde se encuentra la casa original del filme "La Novicia Rebelde", han cancelado los planes de convertir a la mansi&oacute;n de la familia von Trapp en un hotel, seg&uacute;n revel&oacute; la compa&ntilde;&iacute;a detr&aacute;s de la idea. REUTERS/Leonhard Foeger</p>