Autos antiguos en Cuba evocan mejores tiempos de industria EEUU

viernes 12 de diciembre de 2008 12:32 GYT
 

Por Patrick Markey

LA HABANA (Reuters) - Mientras los fabricantes de automóviles estadounidenses luchan por sobrevivir a la crisis financiera, antiguos Chevrolet y Ford continúan surcando las calles de Cuba y sus dueños tienen un mensaje: Ya no fabrican autos como los de antes.

Viejos Buick y Oldmobile de la década de 1950 rugen por La Habana gracias a la creatividad de sus dueños para mantenerlos pese a más de cuatro décadas de embargo estadounidense.

Parcheados con piezas de automóviles soviéticos y a menudo con motores a veces canibalizados a otros vehículos, sus dueños aseguran que estos clásicos seguirán rodando por años aunque las empresas que los fabricaron estén con el agua al cuello y a la espera que la Casa Blanca les arroje un salvavidas de miles de millones de dólares.

"Nunca más van a hacerlos con esta calidad. Los carros modernos se fabrican para (durar) tres, cuatro años. Estos para 50, 60", dijo Argelio Hernández tocando el paragolpes de su Ford sedan azul de 1952 que utiliza como taxi en el centro histórico de La Habana.

"Las compañías no van a fabricar con calidad, porque necesitan los mercados", agregó.

Con las ventas de automóviles en caída libre, la Casa Blanca y Democratas están buscando un paquete de medidas de rescate para estas empresas, que emplean a millones de personas y fueron una vez símbolo del poder económico de Estados Unidos.

El jueves naufragó en el Congreso estadounidense un plan para inyectar 15.000 millones de dólares en préstamos de corto plazo para ayudar a empresas como General Motors y Chrysler LLC a evitar la bancarrota. Ford Motor Co ha pedido una línea de crédito de emergencia.

ANTES DE LA REVOLUCION   Continuación...

 
<p>Autos antiguos son vistos en La Habana 26 abril 2008. Mientras los fabricantes de autom&oacute;viles estadounidenses luchan por sobrevivir a la crisis financiera, antiguos Chevrolet y Ford contin&uacute;an surcando las calles de Cuba y sus due&ntilde;os tienen un mensaje: Ya no fabrican autos como los de antes. REUTERS/Claudia Daut (CUBA)</p>