Tecnología ayuda a Santa Claus a hacer magia, según científicos

lunes 15 de diciembre de 2008 16:30 GYT
 

Por Robert Muir

WASHINGTON (Reuters) - ¿Alguna vez se ha preguntado cómo Santa Claus puede viajar alrededor del mundo en tan solo una noche en un trineo impulsado por renos y repartir juguetes a todos los niños?

"Explota la dinámica espacio-tiempo", dijo Larry Silverberg, profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial de la North Carolina State University.

La magia de Santa Claus podría ir más allá de simplemente viajar 322 millones de kilómetros cuadrados para visitar en sólo una noche a cientos de millones de hogares de niños que creen en él, agregó.

"El entiende la extensión del espacio, entiende que se puede alargar el tiempo, comprimir el espacio y por ende puede, de alguna manera, tener seis meses de Santa para entregar los regalos", relató a Reuters.

"En nuestro marco de referencia parece que lo hiciera en un abrir y cerrar de ojos y de hecho ha habido gente que ha visto a Santa Claus, visiones fugaces, y ese es nuestro marco de referencia, pero en el marco de Santa, en realidad tiene seis meses", añadió.

Silverberg afirmó que su investigación ha demostrado que Santa Claus, a pesar de lo que se cree, no lleva todos los regalos para los niños en su trineo. "¿Cómo podría?", se preguntó.

"Creemos que usa nanotecnología para hacer crecer los regalos debajo del árbol", dijo.

"Lo que ha hecho, en realidad, es descubrir cómo se pueden convertir las llamadas propiedades termo-dinámicas en propiedades reversibles, por eso puede empezar con hollín, dulces y otros tipos de materiales naturales, ponerlos debajo del árbol y hacerlos crecer, envolviéndolos y todo", agregó.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un hombre vestido como Santa Claus proveniente de Finlandia a su llegada a un aeropuerto en Budapest, 5 dic 2008. Alguna vez se ha preguntado c&oacute;mo Santa Claus puede viajar alrededor del mundo en tan solo una noche en un trineo impulsado por renos y repartir juguetes a todos los ni&ntilde;os? REUTERS/Karoly Arvai</p>