Irak reemplazará monumentos marciales con arte pacífico

viernes 26 de diciembre de 2008 09:22 GYT
 

Por Aseel Kami

BAGDAD (Reuters) - Casi seis años después de que iraquíes y soldados estadounidenses derribaran los ostentosos monumentos levantados por Saddam Hussein, Irak planea poner en su lugar 100 nuevas obras de arte que espera que perduren como afirmaciones de una nueva era de paz.

Antes de la invasión de Estados Unidos en el 2003, todas las estatuas y monumentos en las plazas públicas habían referencia al partido Baath de Saddam o contaban una historia sobre sus victorias militares contra los numerosos enemigos de Irak.

Además de la gigante estatua de Saddam que las tropas estadounidenses derribaron de la plaza al-Firdous de Bagdad frente a cámaras de televisión en abril del 2003, muchas otras imágenes del ex presidente, a menudo en uniforme militar, salpicaban la ciudad.

Afuera de la oficina del Ministerio de Agricultura, un mural mostraba a Saddam labrando los campos con una pala. En el Ministerio de Justicia, él aparecía en una toga, sosteniendo los escalones de la justicia.

La mayoría de los murales desde entonces han sido vueltos a pintar y las estatuas destruidas por iraquíes en el caos que siguió a la invasión. A veces, las estatuas fueron saqueadas por su metal.

Otras aún se mantienen en pie. Entre ellas está una estatua de soldados iraquíes de pie sobre un tanque y sosteniendo una bandera iraquí para simbolizar la victoria sobre Irán durante su sangrienta guerra de 1980 a 1988.

En el fortificado complejo diplomático Zona Verde, dos pares de brazos gigantes emergen de la tierra, separados por cientos de metros de distancia, sosteniendo espadas cruzadas que forman un arco que cruza una plaza de armas. Fueron modeladas como las manos de Saddam y fundidas usando 160 toneladas de bronce.

Irak quiere reemplazar los monumentos de este tipo por símbolos de paz.   Continuación...

 
<p>Soldados estadounidenses posan debajo de la escultura "Crossed-Sabers" en Bagdad, 5 oct 2008. Casi seis a&ntilde;os despu&eacute;s de que iraqu&iacute;es y soldados estadounidenses derribaran los ostentosos monumentos levantados por Saddam Hussein, Irak planea poner en su lugar 100 nuevas obras de arte que espera que perduren como afirmaciones de una nueva era de paz. REUTERS/Erik de Castro</p>