30 de diciembre de 2008 / 13:36 / hace 9 años

Investigadores revelan secretos de la pandemia de gripe de 1918

WASHINGTON (Reuters) - Un grupo de investigadores descubrió qué factores convirtieron a la gripe de 1918 en una pandemia tan mortal: tres genes que dejan al virus invadir los pulmones y provocar neumonía.

Los expertos mezclaron muestras de la gripe de 1918 con el virus actual para encontrar los tres genes y dijeron que el estudio puede contribuir al desarrollo de nuevos medicamentos para tratar la enfermedad.

El descubrimiento, publicado en la edición del martes de Proceedings of the National Academy of Sciences, también podría ayudar a detectar las mutaciones que convertirían a la gripe normal en una cepa pandémica peligrosa.

Yoshihiro Kawaoka, de la University of Wisconsin, y colegas de las universidades de Kobe y Tokio, en Japón, utilizaron hurones para el experimento, ya que estos animales desarrollan la enfermedad de una manera muy parecida a los humanos.

Normalmente la gripe provoca una infección de las vías aéreas superiores y afecta a la nariz y a la garganta, además de causar síntomas generales como fiebre, dolor muscular y debilidad.

Pero algunas personas enferman mucho y desarrollan neumonía. A veces son las bacterias las que causan la neumonía y otras, la propia gripe directamente.

Durante las pandemias, como la de 1918, surge una cepa nueva y más peligrosa de la influenza.

"La pandemia de gripe de 1918 fue el brote más devastador de enfermedades infecciosas en la historia de la humanidad, produjo unos 50 millones de muertes en el planeta", escribió el equipo de Kawaoka.

Las autopsias mostraron que muchas de las víctimas, que normalmente eran adultos sanos y jóvenes, habían muerto como consecuencia de una neumonía.

"Queríamos saber por qué la gripe de 1918 provocó neumonía severa", dijo Kawaoka en un comunicado.

Los autores sustituyeron genes individuales del virus de 1918 por los de los virus de la gripe moderna y, uno detrás de otro, actuaron infectando sólo la parte superior del tracto respiratorio.

Pero un complejo de tres genes ayudó a revivir el virus y a reproducirse en los pulmones.

Los tres genes, llamados PA, PB1 y PB2, junto con la versión del gen NP o nucleoproteína, provocaron la muerte de los hurones de la misma manera que lo hizo la gripe de 1918.

La mayoría de los expertos en gripe están de acuerdo en que una pandemia de influenza podría volver a sorprendernos. Se sospecha que el responsable será el virus H5N1 de la gripe aviaria.

El H5N1 circula actualmente entre las aves de corral de Asia, Europa y partes de Africa. Rara vez infecta a los humanos, pero ya causó la muerte de 247 de las 391 personas afectadas desde 2003.

Algunas mutaciones podrían convertirlo en una pandemia capaz de matar a millones de personas a escala mundial en pocos meses.

Cuatro medicamentos con licencia pueden usarse como remedio, pero los virus regularmente mutan a formas resistentes, al igual que las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos.

Reporte de Maggie Fox; Traducido por Servicio Online de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below