"Australia", otra decepción en la taquilla para Nicole Kidman

miércoles 31 de diciembre de 2008 09:18 GYT
 

Por Dean Goodman

LOS ANGELES (Reuters) - Tal vez Crocodilo Dundee debería haber protagonizado "Australia".

Twentieth Century Fox parece haberse dado por vencido respecto a la ultima película de época del director Baz Luhrmann en Estados Unidos y Canadá, y espera que la recaudación en el extranjero pueda rescatar al costoso filme.

La película sólo ha recaudado 44,3 millones de dólares en la taquilla de Estados Unidos y Canadá luego de cinco fines de semana, y parece apuntar a convertirse en la última en una serie de decepciones para su estrella, Nicole Kidman, que viene de protagonizar frustraciones como "The invasion" y "Fur".

El estudio propiedad de News Corp dijo que espera que "Australia" recaude 50 millones de dólares en el mercado doméstico. La producción costó 130 millones de dólares y las salas generalmente se quedan con la mitad de la ganancia.

"Esperábamos haber ganado más en Estados Unidos, pero es difícil. Hay mucha competencia", dijo Bert Livingston, vicepresidente de distribución doméstica de Fox.

Además de ésto, "Australia" no logró ninguna nominación a los premios Golden Globe, Critics Choice o Screen Actors Guild.

Fox había contado con el reconocimiento para impulsar su esperanza de obtener alguna nominación a los premios Oscar y para llevar al filme más allá de su audiencia central de mujeres mayores.

El pasado fin de semana de Navidad, uno de los más activos del año, "Australia" cayó 10 lugares y quedó en el puesto 19 con ganancias en cuatro días de 1,3 millones de dólares, de acuerdo a la firma Media By Numbers.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la actriz australiana Nicole Kidman durante su participaci&oacute;n en el programa "Wetten dass...?" en Stuttgart, Alemania, 13 dic 2008. Tal vez Crocodilo Dundee deber&iacute;a haber protagonizado "Australia". Twentieth Century Fox parece haberse dado por vencido respecto a la ultima pel&iacute;cula de &eacute;poca del director Baz Luhrmann en Estados Unidos y Canad&aacute;, y espera que la recaudaci&oacute;n en el extranjero pueda rescatar al costoso filme. REUTERS/Michaela Rehle</p>