Puzle computacional Tetris puede suavizar estrés postraumático

jueves 8 de enero de 2009 16:48 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Jugar Tetris, calificado como uno de los más grandes videojuegos de todos los tiempos, parece reducir inmediatamente después de un trauma los recuerdos que generan el sufrimiento de los pacientes con desorden de estrés postraumático, según un estudio británico.

Los hallazgos preliminares podrían llevar a nuevos tratamientos para prevenir o frenar los recuerdos repentinos que caracterizan a la condición, también conocida como PTSD por su sigla en inglés, según investigadores de Oxford University.

"Este es sólo un primer paso para mostrar que esta puede ser una aproximación viable para prevenir el desorden de estrés postraumático", dijo Emily Holmes, la sicóloga que lidero el estudio.

"Este fue un experimento de ciencia pura acerca de como trabaja la mente desde el cual podemos intentar entender la fotografía más amplia", dijo Holmes en una declaración.

El PTSD pude provenir de traumas de guerra como haber sido herido o ver a otros heridos o muertos.

El rango de síntomas va desde irritabilidad y arranques de ira a problemas para dormir, para concentrarse, vigilia extrema o respuestas exageradas. Las personas que sufren la condición también pueden revivir persistentemente el evento traumático que las atormenta.

El equipo de Oxford mostró una película a 40 voluntarios saludables que incluyeron imágenes traumáticas de heridas provenientes de varias fuentes, incluyendo avisos sobre los peligros de beber alcohol y conducir.

Después de esperar 30 minutos, la mitad de las personas jugó Tetris por 10 minutos mientras otros permanecieron sin hacer nada específico. Los que jugaron el juego tuvieron menos recuerdos de la película durante la semana siguiente.

El juego involucra el movimiento de piezas compuestas por bloques cúbicos que caen en la pantalla con el objetivo de que el creador las haga calzar formando líneas horizontales sin vacíos entremedio. Cuando se crea una línea, ésta desaparece.   Continuación...