En tiempos de crisis económica, las personas optan por el yoga

lunes 12 de enero de 2009 09:32 GYT
 

Por Dorene Internicola

NUEVA YORK (Reuters) - Mientras se avecinan despidos y las pensiones se desploman, cada vez más personas en Estados Unidos están desempolvando sus alfombras para yoga y puliendo sus poses para encontrar flexibilidad y cordura en medio del caos económico.

Los expertos en bienestar físico aseguran que la cantidad de miembros de los gimnasios se está manteniendo, e incluso creciendo, y que las clases de yoga están prosperando.

"La economía se habría desacelerado, pero la asistencia a nuestras clases de yoga ha crecido", dijo Jess Gronholm, coordinador nacional de yoga de la cadena de clubes Crunch.

"La práctica de yoga se vuelve un refugio de la negatividad generada por una recesión económica y el taller se vuelve el santuario", dijo Gronholm, cuyo empleador cuenta con más de 100.000 miembros en cinco estados de Estados Unidos.

El yoga, de origen indio, utiliza el movimiento y las posturas para fortalecer el cuerpo y las técnicas de respiración y meditación para relajar la mente.

Gronholm cree que la práctica de 5.000 años de antigüedad es sencillamente un resguardo en estos tiempos de ajuste y tensión, en que los bancos no prestan, los consumidores no compran y los expertos están hablando de cifras económicas aterradoras.

"Como mínimo, los miembros pueden venir y 'tomarse un descanso' de lo que sea que esté sucediendo en sus vidas. Y como máximo, una práctica puede volverse una experiencia de transformación que reenergice y rejuvenezca", añadió.

Un sondeo reciente de Roper, solicitado por Yoga Journal, reveló que 11 millones de estadounidenses hacen yoga ocasionalmente y 6 millones lo practican de manera regular.   Continuación...

 
<p>Personas participan en una sesi&oacute;n de Yogaworks en Santa Monica, California. REUTERS/Handout Mientras se avecinan despidos y las pensiones se desploman, cada vez m&aacute;s personas en Estados Unidos est&aacute;n desempolvando sus alfombras para yoga y puliendo sus poses para encontrar flexibilidad y cordura en medio del caos econ&oacute;mico.</p>