Las máscaras vuelan mientras la "Obamamanía" llega a Japón

lunes 19 de enero de 2009 09:39 GYT
 

Por Hiroyuki Muramoto

TOKIO (Reuters) - Todo el mundo alrededor del planeta parece querer un poco de Barack Obama.

Mientras los vendedores de recuerdos intentan capitalizar el interés generado por el presidente electo de Estados Unidos antes de su toma de posesión esta semana, una planta japonesa está fabricando máscaras con la cara de Obama para saciar una demanda sin precedentes.

La fábrica de Ogawa Rubber, al norte de Tokio, dijo que había producido y vendido más de 2.500 máscaras faciales de Obama desde diciembre y que se están fabricando 1.000 más, lo que la convierten en su producto de venta más rápida.

La planta, que suministra varias máscaras de políticos y famosos, dijo que se prevé que la máscara de Obama supere pronto en ventas a su actual producto estrella, una máscara del popular ex primer ministro japonés Junichiro Koizumi.

"Creo que a diferencia de las máscaras de políticos japoneses, la máscara de Obama irradia algo que atrapa los corazones de la gente. Creo que muchas personas sienten esa energía", dijo el director ejecutivo, Takahiro Yagihara.

La máscara se vende por unos 2.200 yenes (unos 24 dólares) en tiendas de juguetes y disfraces en Japón.

Desde México a Moscú, las compañías están desplegando mercancía especial de Obama, con la esperanza de que el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, que está luchando por relanzar una economía en crisis, impulse sus propias finanzas.

Los "souvenirs" a la venta incluyen muñecas rusas de Obama, camisetas con la imagen de Obama con un atuendo judío ortodoxo con la frase: "No se preocupe: sea judío" y una edición limitada de cerveza keniana "Obama".

(Reporte de Hiroyuki Muramoto; Escrito por Mirak Fahmy. Traducido por Blanca Rodríguez en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)

 
<p>Un trabajador del japon&eacute;s Ogawa Rubber pinta el ojo en una m&aacute;scara del presidente electo de EEUU Barack Obama en Saitama, Jap&oacute;n, 19 ene 2009. Mientras los vendedores de recuerdos intentan capitalizar el inter&eacute;s generado por el presidente electo de Estados Unidos antes de su toma de posesi&oacute;n esta semana, una planta japonesa est&aacute; fabricando m&aacute;scaras con la cara de Obama para saciar una demanda sin precedentes. REUTERS/Yuriko Nakao (JAPON)</p>