Vestido amarillo de Michelle Obama refleja ambiente de esperanza

martes 20 de enero de 2009 19:37 GYT
 

Por Jill Serjeant

LOS ANGELES (Reuters) - Michelle Obama, a quien muchos consideran como un nuevo ícono de estilo estadounidense, asumió el martes su lugar en la escena mundial vistiendo un traje de color amarillo, algo poco tradicional que remeció al mundo de la moda.

La nueva primera dama de Estados Unidos, de 45 años, eligió para la ceremonia de investidura un brillante vestido amarillo dorado cubierto por un abrigo del mismo color de la diseñadora cubana-estadounidense Isabel Toledo. Combinó el vestido con un ancho collar de diamantes.

Su atuendo para el baile inaugural en la tarde del martes se mantiene bajo estricto secreto. Pero se estima que su elección entregará pistas sobre cómo buscará equilibrar su glamour como primera dama con la profunda recesión que atraviesa su país.

Michelle Obama, una ex abogada, es reconocida por llevar un estilo distinguido y juvenil a la política estadounidense, al mezclar prendas cómodas de tiendas minoristas como Gap y J. Crew con las creaciones de novedosas diseñadores con más estilos como Mario Pinto de Chicago y Narciso Rodriguez.

Considerada en un inicio como una persona distante, Michelle Obama se ganó los corazones de los estadounidenses en junio, cuando usó un vestido blanco y negro de 148 dólares para asistir al popular programa televisivo para mujeres "The View". Al día siguiente, el vestido estaba agotado en todo el país.

Su tenida para la inauguración se alejó de los tonos rojo, blanco o azul que usualmente adoptan las políticas estadounidenses en las ocasiones más importantes.

El amarillo es tradicionalmente visto en muchos lugares del mundo como un símbolo de esperanza y optimismo, dijeron expertos en moda.

"IRRADIABA ESPERANZA Y OPTIMISMO"   Continuación...

 
<p>Michelle Obama saluda al llegar a la ceremonia inaugural de su esposo, Barack Obama, como presidente de Estados Unidos en Washington, 20 ene 2009. Michelle Obama, a quien muchos consideran como un nuevo &iacute;cono de estilo estadounidense, asumi&oacute; el martes su lugar en la escena mundial vistiendo un traje de color amarillo, algo poco tradicional que remeci&oacute; al mundo de la moda. REUTERS/Jim Young</p>