Bruce Springsteen suaviza su música en la era de Obama

miércoles 28 de enero de 2009 20:46 GYT
 

Por Walker Simon

NUEVA YORK (Reuters) - Tras años de duras críticas al Gobierno de Bush por lo que creía era un secuestro de los valores e ideales estadounidenses, Bruce Springsteen está recibiendo la era de Obama con un tono mucho más delicado, tanto musical como políticamente.

El álbum "Working On A Dream" de Springsteen, publicado una semana después de la investidura del presidente Barack Obama, es una obra introspectiva que trata sobre las relaciones y el paso del tiempo con adornados arreglos y un sonido que recuerda a la clásica música pop de la década de 1960.

"Working On A Dream" presenta un mundo de diferencia respecto al disco "Magic" del 2007, en el que Springsteen se manifestó en contra de la guerra en Irak y el deterioro de las libertades civiles.

En la gira promocional de "Magic", el cantante dijo a sus admiradores que Estados Unidos era reconocido por ignorar a sus electores e intervenir las líneas telefónicas de forma ilegal.

La nueva producción no es lo único que le ha subido el perfil al artista, conocido como "The Boss", en este último tiempo.

Springsteen apareció en el concierto previo a la investidura de Obama, ganó un Globo de Oro por el tema central del filme "The Wrestler", y participará el domingo en el espectáculo del intermedio del Supertazón del fútbol americano.

Los expertos han dicho que este nuevo disco y su acercamiento más tranquilo hacia la política es simplemente un reflejo de los tiempos de cambio.

"'Working on a Dream' es un leve recordatorio del momento de optimismo y del compromiso del Gobierno de Obama", señaló Jim Cullen, autor del libro "Born In The U.S.A.: Bruce Springsteen and the American Tradition" a Reuters.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de Bruce Springsteen y la E Street Band en el show "Today" de la cadena NBC en Nueva York, 28 sep 2007. Tras a&ntilde;os de duras cr&iacute;ticas al Gobierno de Bush por lo que cre&iacute;a era un secuestro de los valores e ideales estadounidenses, Bruce Springsteen est&aacute; recibiendo la era de Obama con un tono mucho m&aacute;s delicado, tanto musical como pol&iacute;ticamente. REUTERS/Brendan McDermid/Files</p>