Artistas exploran tensiones por división en Cachemira

viernes 30 de enero de 2009 18:00 GYT
 

Por Sahar Ahmed

KARACHI (Reuters) - Una exhibición de arte en la ciudad pakistaní de Karachi desafía a las personas a mirar desde otro punto de vista las raíces del conflicto con India, enfocándose en la división traumática de la región de Cachemira.

Titulada "Lines of Control" (Líneas de control), por la división que se creó a partir de un cese al fuego entre ambos países en la disputada Cachemira, la exposición enfrenta un tema sensible que ha recibido poca atención del mundo artístico en seis décadas, dijo a Reuters el curador Hammad Nasar.

Parte del continente fue dividido en 1947 en un Pakistán musulmán y una India mayormente hindú al término de la colonia británica.

Trece artistas, mayormente de Pakistán, India y Bangladesh o con raíces en el lugar, contribuyeron con pinturas, montajes fotográficos y trabajos audiovisuales para la exposición.

Ahsan Jamal, quien trabaja en la ciudad pakistaní de Lahore y vivió su niñez escuchando los cuentos de su padre sobre la división, creó coloridos y detallados rostros en miniatura de pakistaníes e indios en un trabajo llamado "For Office Use Only".

Con una mirada sin expresión como si se tratara de una fotografía de pasaporte, los rostros no entregan pistas sobre su nacionalidad, información que se detalla en etiquetas debajo de cada obra.

Otro artista de Lahore, Rashid Rana, se enfocó en la idea de expansión del imperialismo, un legado histórico que los países aún están procesando.

Observada desde lejos, su obra "Off-shore accounts" parece ser una vista marítima con barcos, lo que simbolizaría la búsqueda de información que resultaban en viajes imperiales.   Continuación...

 
<p>Un hombre visita la exposici&oacute;n "Lines of Control" en Karachi, 28 ene 2009. Una exhibici&oacute;n de arte en la ciudad pakistan&iacute; de Karachi desaf&iacute;a a las personas a mirar desde otro punto de vista las ra&iacute;ces del conflicto con India, enfoc&aacute;ndose en la divisi&oacute;n traum&aacute;tica de la regi&oacute;n de Cachemira. REUTERS/Athar Hussain (PAKISTAN)</p>