Restaurante de De Niro deberá pagar millonario arreglo judicial

viernes 30 de enero de 2009 22:42 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - La cadena de restaurantes Nobu, propiedad del actor Robert De Niro, acordó solucionar una demanda sobre las propinas de los meseros y el personal en tres de sus establecimientos de Nueva York por 2,5 millones de dólares, según revelaron el viernes documentos judiciales.

El arreglo llega luego de que dos meseros presentaran en el 2007 una demanda en nombre de cientos de trabajadores de tres restaurantes de la exclusiva cadena de comida japonesa. Los empleados argumentaron que fueron obligados a compartir las propinas con la gerencia y que no se cumplió con el pago de horas extras.

La cadena Nobu, propiedad conjunta de De Niro y el chef Nobu Matsuhisa y otros socios minoritarios, debutó en la zona de Tribeca en Nueva York en 1994. Desde entonces se ha expandido a 16 lugares alrededor de todo el mundo.

Los empleados actuales y aquellos que fueron empleados en los tres restaurantes de Nueva York entre agosto del 2001 y agosto del 2008 recibirán en promedio 3.300 dólares cada uno, según los papeles de la corte.

El portavoz de De Niro no estuvo disponible para realizar comentarios.

Carolyn Richmond, abogada de Nobu, dijo que la cadena tiene una reputación de buen trato hacia sus empleados y que superar el litigio y dejarlo como un asunto del pasado.

Durante los últimos dos años diversas demandas han recaído sobre restaurantes neoyorquinos, incluidos varios propiedad de celebridades, por violaciones salariales y prácticas laborales injustas.

Entre los locales demandados se encuentra el Southern Hospitality BBQ, de la estrella pop Justin Timberlake; el 40/40 Club, del rapero Jay Z; y "Jean Georges", del chef francés Jean-Georges Vongerichten.

El año pasado Vongerichten acordó pagar 1,75 millones de dólares luego de que ocho meseros presentaran una demanda de parte de todo el personal del "Jean Georges" y de cuatro de sus otros restaurantes en Nueva York.

(Editado por Hernán García)