Museos Nueva York llegan acuerdo Picassos saqueados por nazis

lunes 2 de febrero de 2009 16:32 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - El Museo de Arte Moderno (MoMA, por su sigla en inglés) y el Guggenheim se quedarán con dos pinturas de Picasso, luego de alcanzar un acuerdo con el erudito judío alemán que reclamaba ser el legítimo heredero de las obras de arte.

Abogados de Julius Schoeps y los museos dijeron a un juez federal de Manhattan que se había resuelto extrajudicialmente la disputa sobre la propiedad de "Boy Leading a Horse" y "Le Moulin de la Galette". El juicio habría comenzado el lunes.

En el 2007, MoMA y la fundación Solomon R. Guggenheim demandaron a Schoeps, quien decía ser el heredero del coleccionista de arte y banquero Paul Robert Ernst von Mendelssohn-Bartholdy. Schoeps alegaba que su tío abuelo fue forzado a renunciar a las pinturas durante la Alemania nazi.

"Habrá completa paz entre los museos, el Mendelssohn-Bartholdy y otros herederos", dijo a la corte Gregory Joseph, abogado de los museos, agregando que "la cantidad de dólares" del acuerdo permanecería confidencial. "Las pinturas permanecerán en los museos", agregó.

En una reprimenda inusual, el juez del distrito, Jed Rakoff, instó a ambos bandos a publicar los términos del acuerdo, diciendo que los herederos invocaban "el peso de la historia a su favor".

Además agregó que sería "extraordinariamente desafortunado que el público se quede sin saber cuál es la verdad".

Dio 30 días a ambas partes para que expliquen por qué el acuerdo debe permanecer confidencial.

Las pinturas, que se cree valen millones de dólares, han sido atracciones en ambos museos. "Le Moulin de la Galette" -que tiene el mismo nombre que un famoso Renoir- fue pintado en 1900 y "Boy Leading a Horse" fue pintado seis años después.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del cuadro de Pablo Picasso "Angel Fern&aacute;ndez de Soto", previo a ser subastado por la casa de remates Christie's de Londres, 15 sep 2006. El Museo de Arte Moderno (MoMA, por su sigla en ingl&eacute;s) y el Guggenheim se quedar&aacute;n con dos pinturas de Picasso, luego de alcanzar un acuerdo con el erudito jud&iacute;o alem&aacute;n que reclamaba ser el leg&iacute;timo heredero de las obras de arte. REUTERS/Luke MacGregor</p>