Estudios y actores Hollywood postergan negociaciones laborales

martes 3 de febrero de 2009 16:58 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Los grandes estudios de Hollywood y el Sindicato de Actores (SAG, por sus siglas en inglés) postergaron su negociaciones contractuales, programadas para el martes, tras un problema legal generado luego de la expulsión del jefe de negociaciones del SAG.

El presidente del SAG, Alan Rosenberg, y la primera vicepresidenta, Anne-Marie Johnson, informaron el lunes al sindicato que intentarán presentar una demanda como un intento de reinstalar a Doug Allen como jefe del equipo que negociará un nuevo contrato con los grandes estudios de Hollywood.

Allen fue expulsado por la facción moderada de la junta nacional que controla el SAG que le consideraba como una figura muy confrontacional y poco dada a realizar los compromisos necesarios para llegar a un acuerdo.

La alianza de productores de cine y televisión, que representa a los estudios en las demoradas negociaciones sobre contratos, emitió un comunicado durante la noche del lunes diciendo que ellos y el SAG "consideraban lógico agendar para otra fecha su reunión".

Todavía no se ha definido la nueva fecha y tampoco se entregaron mayores detalles.

Los 120.000 miembros del SAG han estado sin un contrato de cine y de televisión en horario punta desde el 30 de junio, cuando la fecha de su pacto anterior expiró, y las conversaciones fueron paralizadas entremedio de agrias disputas centradas en cuanto a cómo se les pagará a los actores por su trabajo distribuido por internet.

(Editado en español por Juana Casas)

 
<p>Foto de archivo del actor Ben Stiller durante un mit&iacute;n solidario del Sindicato de Actores con el Sindicato de Guionistas en las afueras de los estudios Universal en Los Angeles, 13 nov 2007. Los grandes estudios de Hollywood y el Sindicato de Actores (SAG, por sus siglas en ingl&eacute;s) postergaron su negociaciones contractuales, programadas para el martes, tras un problema legal generado luego de la expulsi&oacute;n del jefe de negociaciones del SAG. REUTERS/Chris Pizzello</p>