Descubren fósil de una serpiente tan grande como un Tiranosaurio

miércoles 4 de febrero de 2009 16:49 GYT
 

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - Fue la serpiente más titánica de todos los tiempos, un monstruo tan grande como un Tiranosaurio rex que acechaba en las húmedas selvas de América del Sur tras la desaparición de los dinosaurios y comía cocodrilos de desayuno, almuerzo y cena.

Un equipo internacional de científicos anunció el miércoles el descubrimiento en el norte de Colombia de los restos fósiles de la serpiente más grande jamás encontrada. Se llama 'Titanoboa cerrejonensis', que significa boa titánica de Cerrejón, la mina de carbón a cielo abierto donde se hallaron los fósiles.

La Titanoboa medía al menos 13 metros, pesaba 1.140 kilos y su enorme cuerpo tenía al menos un metro de ancho, dijeron los científicos en la publicación Nature.

Vivió hace entre 58 y 60 millones de años, cuando el reino animal que habitaba la Tierra todavía se recuperaba de la extinción masiva que condenó a los dinosaurios y a otras muchas criaturas hace 65 millones de años cuando un asteroide chocó contra la costa mexicana de Yucatán.

Podría haber sido la criatura vertebrada no oceánica más grande entonces sobre la Tierra.

"Es una serpiente inimaginablemente grande", dijo el paleontólogo Jason Head, de la Universidad de Toronto Mississauga, en una entrevista telefónica.

El paleontólogo Jonathan Bloch, del Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida, dijo: "Cuando la gente piensa en el Tiranosaurio Rex y lo grande que era, pues esto realmente está en la magnitud del Tiranosaurio Rex en términos de longitud y en términos de calibre gigantesco".

La Titanoboa era el habitante más grande de la calurosa y exuberante selva tropical y probablemente cazaba cocodrilos, peces grandes y tortugas acuáticas.   Continuación...

 
<p>Respresentaci&oacute;n art&iacute;tica de la serpirente Titanoboa cerrejonensis. Fue la serpiente m&aacute;s tit&aacute;nica de todos los tiempos, un monstruo tan grande como un Tiranosaurio rex que acechaba en las h&uacute;medas selvas de Am&eacute;rica del Sur tras la desaparici&oacute;n de los dinosaurios y com&iacute;a cocodrilos de desayuno, almuerzo y cena. REUTERS/Jason Bourque/ University of Florida/Handout</p>