Película danesa aborda en Berlín guerra y emigración económica

viernes 6 de febrero de 2009 11:56 GYT
 

Por Mike Collet-White

BERLIN (Reuters) - En una nueva película danesa, el principal personaje, Lotte, es una soldado que vuelve de una misión en el extranjero a su Dinamarca natal, donde se aisla de una sociedad que parece no preocuparse por ella.

"Lille Soldat" explora las dificultades que afrontan los soldados cuando vuelven a casa de las guerras en Irak y Afganistán, aunque en el caso de Lotte no está claro de cuál.

A menudo, la decisión de un país de unirse a una campaña militar en el extranjero es impopular, lo que significa que las tropas que regresan se enfrentan a la hostilidad de su propia gente.

Lotte, soberbiamente interpretada por la actriz Trine Dyrholm, es rescatada por su padre, que la emplea como chofer.

Pero la vida se complica cuando descubre que su padre dirige una red de prostitución formada por inmigrantes ilegales procedentes de Africa.

Los trabajadores inmigrantes, y el hecho de cómo la globalización ha permitido a la gente moverse por el mundo con más facilidad, son unos de los temas dominantes este año en el Festival de cine de Berlín, donde "Lille Soldat" tuvo su preestreno el viernes.

"Los países desarrollados se enfrentan a una realidad muy diferente a la de hace sólo 10 o 20 años", dijo la directora danesa Annette Olesen, refiriéndose al creciente movimiento entre fronteras, ya sea legal o ilegal.

"La realidad social y política (del mundo en desarrollo) está avanzando justo hasta nuestros umbrales porque el mundo se está acercando a nosotros", declaró a periodistas tras una proyección para la prensa.   Continuación...

 
<p>La actriz danesa Trine Dyrholm posa durante una sesi&oacute;n de fotos para el filme "Lille Soldat" en el festival de cine de Berl&iacute;n, 6 feb 2009. En una nueva pel&iacute;cula danesa, el principal personaje, Lotte, es una soldado que vuelve de una misi&oacute;n en el extranjero a su Dinamarca natal, donde se aisla de una sociedad que parece no preocuparse por ella. REUTERS/Fabrizio Bensch</p>