6 de febrero de 2009 / 23:24 / hace 8 años

Cultura negra concentra miradas en el carnaval de Uruguay

4 MIN. DE LECTURA

<p>Miembros de una "comparsa", un grupo de carnaval, participan durante el desfile de "llamadas" en Montevideo, 5 feb 2009. La comunidad negra de Uruguay, por mucho tiempo opacada en el foco cultural y pol&iacute;tico del pa&iacute;s, est&aacute; disfrutando de un despertar mientras sus ra&iacute;ces africanas son festejadas en un vibrante carnaval de tambores.Andres Stapff (URUGUAY)</p>

Por Kevin Gray

MONTEVIDEO (Reuters) - La comunidad negra de Uruguay, por mucho tiempo opacada en el foco cultural y político del país, está disfrutando de un despertar mientras sus raíces africanas son festejadas en un vibrante carnaval de tambores.

Durante el primer jueves y viernes de febrero, miles de personas repletan el tradicional barrio negro de Montevideo como tamborileros disfrazados y los bailarines dan el inicio a una fiesta callejera conocida como "llamadas".

Las "llamadas" son un tributo a las alguna vez olvidadas raíces africanas de la pequeña nación sudamericana ubicada entre Argentina y Brasil.

Durante las noches, fogatas callejeras iluminan el cielo, mientras filas de hombres tocan sus tambores y bailarinas giran con pequeños trajes de plumas y lentejuelas en el mayor de los muchos carnavales de Uruguay.

Los jóvenes enarbolan banderas en postes, mientras los tambores retumban entre las estrechas calles.

El creciente interés internacional surgido en los últimos años por la música de las celebraciones, el "candombe", ha ayudado a dar impulso al floreciente movimiento por la cultura negra.

"Finalmente estamos obteniendo algo de reconocimiento", dijo Beatriz Ramírez, una ex activista por los derechos civiles y consultora para una oficina gubernamental que promueve los derechos de las mujeres negras.

Algunos uruguayos negros también destacan que la creciente popularidad del festival ayuda a elevar la conciencia racial sobre los denominados "afrouruguayos", los que históricamente se han visto opacados en un país integrado en gran parte por inmigrantes españoles e italianos.

"Esto es Uruguay celebrando quienes somos", comento Dariana Luz, una afrouruguaya de 53 años.

De acuerdo a estudios recientes, los uruguayos negros representan a más del 9 por ciento de los 3,3 millones que constituyen a la población total del país.

La mayoría de ellos se encuentran atascados en la pobreza, viviendo en barrios oprimidos a las afueras de la capital. Los negros en Uruguay ganan mucho menos que los blancos, pocos se gradúan de la escuela secundaria y hasta al momento ninguno ha alcanzado altos escalafones en los negocios.

Si bien existen pocas señales de tensión racial, muchos uruguayos negros dicen que rutinariamente sufren de discriminación.

Durante los tiempos de la colonia española, Montevideo fue un gran puerto del comercio de esclavos en Sudamérica, un punto de tránsito para los esclavos africanos que eran enviados a trabajar en las minas de plata de Perú y Bolivia.

Las "llamadas" son vestigios de los rituales de baile africanos y alguna vez fueron rechazados por las elites uruguayas.

Hoy en día, las "llamadas" son transmitidas en vivo por la televisión nacional, y son el punto de atención de las festividades del carnaval, de un mes de duración, y a ellas asisten los máximos líderes políticos del país.

Blancos y negros participan juntos del desfile, y de acuerdo a Ramírez ha ayudado a introducir a los uruguayos a la cultura negra.

"Ahora el desafío es que no se limite a tan sólo dos noches, si no que también al resto del año", añadió.

Editado en español por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below