Una explosión de genes separó a humanos de grandes simios

jueves 12 de febrero de 2009 07:35 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Una explosión genética poco comprendida separó a los humanos de los grandes simios, y también a los chimpancés, gorilas y orangutanes de los monos, dijo un grupo de investigadores.

Justo antes de que los grandes simios se escindieran de otros chimpancés y monos hace diez millones de años, su ADN comenzó a hacer cambios explosivos, no mutaciones clásicas, sino otros cambios conocidos como variaciones del número de copia, según hallaron el genetista de la Universidad de Washington Evan Eichler y sus colegas.

Estos cambios en las secuencias de ADN podrían ayudar a explicar qué hace únicos a los humanos y a otros simios, señalaron los expertos en la revista Nature.

"Son realmente como volcanes en el genoma, hacen saltar fragmentos de ADN", dijo Eichler en un comunicado.

Eichler, investigador del Instituto Médico Howard Hughes, y su equipo analizaron el ADN de un humano, un chimpancé y un orangután, así como de un macaco.

Contemplar especies que se sabe están a una cierta distancia en el árbol evolutivo puede actuar como un tipo de máquina del tiempo para evaluar los cambios en el transcurso de milenios.

Como se esperaba, los científicos hallaron que los humanos y los chimpancés eran muy cercanos en términos de secuencia.

Las principales diferencias residen en las variaciones del número de copia, las repeticiones de la misma secuencia genética una y otra vez, la supresión de la secuencia, e incluso las instancias en las que una secuencia va marcha atrás.

Entre los humanos, estas variaciones han estado asociadas con enfermedades que van del sida al autismo. También subrayan las diferencias entre especies, dijo Eichler.   Continuación...