Deseo por aprender desafía a matrimonio arreglado en filme

jueves 12 de febrero de 2009 10:35 GYT
 

Por Brian Rohan

BERLIN (Reuters) - La vida está sobre una balanza en el nuevo filme acerca de una niña iraquí cuyo padre la ofrece en matrimonio al jeque local, lo que la obliga a tomar una decisión de adultos: rendirse y olvidar sus sueños de educación o arriesgar la muerte en el nombre del honor.

En "Niloofar", una determinada niña de 13 años se encuentra atrapada en un lugar donde el oportunismo y la tradición obligan a las familias a propagar las costumbres que los lleva a sus propios lamentos, a menos que alguien decida tentar a la suerte.

La cineasta Sabine El Gemayel dijo que escribió el guión en base de la historia de una niña que ella conoció durante su infancia en Líbano y quien, igual que la protagonista Niloo, se enfrentó a un matrimonio forzado. Pero señala que el tema de la película se expande más allá de una sola región.

"Es un filme humanista que es crítico de una tradición específica, no de una cultura (...) no quise hacer una película antiárabe", dijo a Reuters, después del estreno de la cinta en el festival de cine de Berlín.

Gemayel señaló que, aunque los riesgos son más altos en Oriente Medio, la presión del matrimonio por dinero no es poco común en otros lugares del mundo.

"Es la presión socioeconómica y atraviesa sociedades, también en las clases sociales más altas y cuando la riqueza de la familia está en juego", dijo la mujer de 37 años, que debuta como directora con el filme.

En la película, el padre de Niloo se aferra a la oportunidad de escaparse de la pobreza en un juego de backgammon y su hermano la amenaza con un cuchillo en su cuello.

Filmada en Irán con varias estrellas de ese país, la película se desarrolla contra un telón de fondo con palmeras y amplios paisajes, que logran que la heroína se vea aún más pequeña.

"También muestra el conflicto interno por el lado masculino, la presión, pero destaca el hecho de que siempre hay una opción", dijo Gemayel.