Capital mexicana no sabe qué hacer con su basura

jueves 12 de febrero de 2009 14:52 GYT
 

Por Miguel Angel Gutiérrez

NEZAHUALCOYOTL, México (Reuters) - La capital mexicana no sabe dónde poner los desperdicios que produce, capaces de llenar cuatro Estadios Azteca anualmente, mientras los problemas ambientales presionan a las autoridades locales para cerrar el gigantesco y saturado basurero de la ciudad.

El Distrito Federal y su zona metropolitana, con casi 20 millones de habitantes, escupen más de 12,500 toneladas de basura por día que en su mayoría terminan en las montañas de desperdicios del "Bordo Poniente", ubicado en las afueras de la ciudad en territorio federal.

El basurero, que descansa sobre el lecho del viejo lago de Texcoco, es tan grande que su superficie equivale a 20 veces el territorio de la Ciudad del Vaticano y una quinta parte del de Manhattan.

Ahí confluyen desde desperdicios domésticos, computadoras viejas y celulares hasta vísceras del matadero y restos de cerdos de barrios rurales.

Pero el Gobierno federal cree que el basurero, que ya lleva un cuarto de siglo funcionando, ha cumplido con su vida útil y ordenó su cierre por considerar que amenaza el medioambiente.

De acuerdo con las autoridades federales, el Bordo podría hacer colapsar las paredes del vecino canal de desagüe de la ciudad, algo que inundaría de aguas negras zonas populares e incluso el cercano aeropuerto internacional.

"Si se rompe este canal, sería un desastre. Tendrías a miles sino es que millones de personas inundadas en aguas negras", dijo Mauricio Limón, subsecretario de la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales.

Como si fuera poco, el basurero produce lixiviados -fluidos resultado de la lluvia y la descomposición de la basura- que según Limón podrían llenar una piscina olímpica al día.   Continuación...

 
<p>Un empleado de gobierno trabaja en el basural Nezahualcoyotl en Ciudad de M&eacute;xico, 6 feb 2009. La capital mexicana no sabe d&oacute;nde poner los desperdicios que produce, capaces de llenar cuatro Estadios Azteca anualmente, mientras los problemas ambientales presionan a las autoridades locales para cerrar el gigantesco y saturado basurero de la ciudad. REUTERS/Daniel Aguilar (MEXICO)</p>