Recesión quita un poco de brillo a los premios Oscar

lunes 16 de febrero de 2009 14:02 GYT
 

Por Bob Tourtelotte

LOS ANGELES (Reuters) - Ya sea por la recesión, la era de Barack Obama o el hecho de que una película sobre la esperanza sea una de las favoritas, está claro que el cambio ha llegado a Hollywood de cara a la entrega de los premios Oscar.

Los hoteles lujosos que ofrecen suites para que diseñadores de ropa, joyería y compañías de cosméticos mimen a los famosos con regalos mantienen su lugar, pero los productos podrían terminar siendo donados por las celebridades que quieren enfatizar la solidaridad en tiempos de crisis.

Los organizadores de fiestas y los encargados de los servicios de comidas han dicho que los planes para las celebraciones del Oscar, que se entregarán el domingo, han decaído.

"(El presidente Barack) Obama nos pidió un día de servicio y nosotros estamos pidiendo una noche que marque la diferencia", señaló Leeza Gibbons, conductora de un programa de entrevistas sobre celebridades.

Gibbons y la cantante Olivia Newton-John serán las anfitrionas de una noche benéfica de los Oscar para la fundación Memory de la conductora y para el centro contra el cáncer de la artista.

"Todavía está allí mucho del glamour asociado con el Oscar, pero ha disminuido con el momento económico", señaló Gibbons.

La revista Vanity Fair, que alguna vez llevara la batuta de las fiestas del Oscar, renovará su gala anual, pero la cita será menor comparada a la de años anteriores debido en parte a la recesión.

Elton John y David Furnish sostendrán su evento benéfico anual, pero en cambio desaparecieron las fiestas privadas organizadas el año pasado por las estrellas del pop Madonna y Prince.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la presentadora de televisi&oacute;n Leeza Gibbons a su llegada a los premios Emmy en Los Angeles, 22 sep 2002. Ya sea por la recesi&oacute;n, la era de Barack Obama o el hecho de que una pel&iacute;cula sobre la esperanza sea una de las favoritas, est&aacute; claro que el cambio ha llegado a Hollywood de cara a la entrega de los premios Oscar. REUTERS/Mike Blake MB/ME</p>