Sindicato de actores de Hollywood rechaza oferta de estudios

domingo 22 de febrero de 2009 02:48 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - El mayor sindicato de actores de Estados Unidos rechazó el sábado una "última y definitiva" oferta de contrato de los grandes estudios de cine y televisión, afirmando que una de las más recientes exigencias de los directivos de Hollywood era un retroceso.

Un 75 por ciento de la junta nacional del Sindicato de Actores de Pantalla (SAG, por su sigla en inglés), que representa a unos 120.000 actores, votó a favor de rechazar el acuerdo de los estudios, principalmente debido a cambios en lo que los productores llaman la fecha de comienzo del contrato.

"La sorpresiva demanda de último minuto (de los estudios) de un nuevo plazo para el acuerdo (...) es un revés, es dañina y muestra claramente la falta de voluntad de los empleadores" por lograr un acuerdo, dijo el SAG en un comunicado.

Los estudios, que son representados por la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP, por su sigla en inglés), respondió rápidamente diciendo en su propio comunicado que "simplemente no podemos ofrecer al SAG un mejor acuerdo" que otro similar al acordado en el 2008 por varios otros sindicatos del Hollywood.

Por ahora, ambas partes parecen estar estancadas, nuevamente, en su extensa y amarga batalla laboral, luego de que el anterior acuerdo expiró el 30 de junio del 2008.

Un portavoz de los estudios rehusó hacer comentarios más allá del comunicado y no fue posible contactar inmediatamente a una portavoz del SAG.

Los tres días de negociaciones entre las partes terminaron el jueves, luego de que ambas partes solucionaron demandas claves, pero no lograron cerrar el acuerdo debido a que los estudios propusieron que cualquier nuevo contrato comience en la fecha de su firma.

La fuerza de negociación del SAG se retiró, citando una práctica antigua de fechar los contratos de manera retroactiva, usando como fecha de inicio una que coincida con el fin del anterior acuerdo laboral.

La disputa ha mantenido a algunas producciones de cine y televisión en el limbo, mientras Hollywood sigue preocupado por una posible huelga como la de los guionistas el año pasado, que costó a la economía local hasta 3.000 millones de dólares, según estimaciones.

(Reporte de Bob Tourtellotte; Editado en español por Ricardo Figueroa)