25 de febrero de 2009 / 17:21 / en 9 años

Una exposición subraya la duradera influencia de Cezanne

<p>"Les Grandes Baigneuses" de Paul Cezanne, parte de la muestra "Cezanne y m&aacute;s all&aacute;", que se inaugura en el Museo de Arte de Filadelfia el 26 de febrero, 2009. Una nueva exposici&oacute;n sobre Paul Cezanne que podr&aacute; verse en Estados Unidos muestra la duradera influencia de las obras del gran pintor franc&eacute;s y el impacto que tuvo en sus contempor&aacute;neos y otros artistas. REUTERS/Philadelphia Museum of Art/Handout</p>

Por Jon Hurdle

FILADELFIA, EEUU (Reuters) - Una nueva exposición sobre Paul Cezanne que podrá verse en Estados Unidos muestra la duradera influencia de las obras del gran pintor francés y el impacto que tuvo en sus contemporáneos y otros artistas.

“Cezanne y más allá”, que se inaugura en el Museo de Arte de Filadelfia el 26 de febrero, incluye obras de Cezanne de la propia colección del museo, así como pinturas de la Fundación Barnes de la ciudad, y de otras galerías y colecciones privadas de todo el mundo.

Para subrayar la importancia de Cezanne en importantes artistas, la exhibición también incluye obras de Picasso, Matisse, Mondrian, Jasper Johns y otros que se vieron influidos por el que Matisse llamó “un Dios benévolo de la pintura”.

En total, recoge más de 150 obras.

El conservador Joseph Rishel dijo que la importancia de Cezanne y su persistente influencia se debe a que abandonó la pretensión de que la pintura podría representar profundidad además de alto y ancho.

“Fue muy radical al reconocer que la pintura es un objeto de dos dimensiones que trabaja muy duro para dar la ilusión de una imagen tridimensional”, explicó Rishel.

“Route tournante” de Cezanne, de 1881, por ejemplo, lleva al ojo a una curva en una carretera que después desaparece detrás de un árbol, lo que recuerda al espectador que el cuadro es una superficie plana de dos dimensiones.

En las galerías, las obras de Cezanne cuelgan al lado o cerca de obras que muestran importantes elementos de su influencia incluso a pesar de que son realizadas en diferentes medios y separadas en el tiempo por un siglo o más.

La obra simbólica de Cezanne de 1906 “Les Grands Baigneurs” cuelga a unos pasos de la escultura de bronce de Picasso de 1956 “Le Baigneurs”, cuyas formas abstractas recuerdan la posición de las figuras desnudas en el cuadro.

Mont St. Victoire (1902-04), una de las muchas versiones de Cezanne del monte del sur de Francia, cuelga junto a “Map” (1963), de Jasper Johns, un perfil de Estados Unidos, un objeto familiar que Johns utiliza de la misma forma que Cezanne trata al monte, para explorar el proceso de la pintura en sí.

Le exposición lleva preparándose desde la última gran exhibición internacional de la obra de Cezanne - que contenía sólo su obra - que fue mostrada en Londres, París y Filadelfia en 1995-96, dijo Rishel.

La de Filadelfia, que no irá de gira cuando finalice el 17 de mayo, es una oportunidad única para ver no sólo las pinturas yuxtapuestas, sino también las obras individuales de colecciones tan alejadas como Basilea, París y San Petersburgo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below