Diseñadores desafían la crisis en muestras de Milán

lunes 2 de marzo de 2009 14:29 GYT
 

Por Marie-Louise Gumuchian

MILAN (Reuters) - La semana de la moda en Milán pudo haber comenzado bajo una nube negra por la profundidad de los problemas financieros, pero los diseñadores que mostraron sus creaciones buscaron desafiar la atmósfera negativa, con algunos declarando la "guerra" a la crisis.

Roberto Cavalli, que tiene a las Spice Girls entre sus fanáticas, exhibió una propuesta bastante agresiva en su colección femenina de invierno, presentando mini vestidos "blindados" y polleras con tachas.

Las piezas fueron acompañadas por voluminosos tapados de piel y botas de gamuza altas con cierres atrás y tacos de acero.

"Hay que atacar si se quiere ganar. Le he declarado la guerra a la crisis", dijo Cavalli. "Soy un optimista".

Las marcas de lujo no se salvaron de la desaceleración económica mundial. En cambio, el sector se vio afectado por la creciente evidencia de que hasta los más ricos están cuidando sus gastos.

La industria de indumentaria y textil está pidiendo ayuda del Gobierno, advirtiendo sobre los riesgos que corre el sector mientras la crisis impacta en la demanda de ropa y accesorios. El Gobierno revelará una serie de medidas de apoyo a mediados de marzo.

En una señal de la gravedad de la crisis, muchas marcas optaron por hacer sus presentaciones de Otoño/Invierno 2009/2010 en la semana de la moda, reduciendo los costos de realizar desfiles. Este año hay alrededor de diez desfiles menos, de acuerdo a la Cámara Nacional de Moda.

El director creativo de Bottega Veneta, Tomas Maier, dijo que esperaba que el glamour ayudara a levantar el ánimo sombrío.   Continuación...

 
<p>Una modelo presenta una creaci&oacute;n de John Richmond en la Semana de la Moda de Mil&aacute;n, 2 mar 2009. La semana de la moda en Mil&aacute;n pudo haber comenzado bajo una nube negra por la profundidad de los problemas financieros, pero los dise&ntilde;adores que mostraron sus creaciones buscaron desafiar la atm&oacute;sfera negativa, con algunos declarando la "guerra" a la crisis. REUTERS/Chris Helgren</p>