Estrellas de Spinal Tap se sacan sus disfraces para nueva gira

martes 3 de marzo de 2009 03:52 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - No es broma. El trío cómico detrás de "Spinal Tap" comenzará el próximo mes una gira por 30 ciudades de Estados Unidos y Canadá, pero dejarán sus ropas de músicos "heavy metal" en casa.

Christopher Guest, Michael McKean y Harry Shearer -músicos consumados que han estado tocando juntos desde 1978- dijeron el lunes que en la gira interpretarán música de sus días de "Spinal Tap", así como de sus subsiguientes colaboraciones en películas como la parodia al género folk "A Mighty Wind".

Los músicos cantaron unas cuantas canciones y respondieron preguntas durante una conferencia de prensa realizada en el 25to. aniversario del estreno del influyente documental ficticio "This Is Spinal Tap", donde los estadounidenses interpretaron a músicos ingleses que tocan heavy metal.

El filme, que con el tiempo se convirtió en un éxito de culto, mostraba situaciones que reflejaban burlonamente las vivencias reales de una banda de rock, como perderse por los pasillos tratando de encontrar el escenario, lidiar con bateristas problemáticos, o desinteligencias creadas por ridículas escenografías.

El filme también popularizó frases como subir el volumen "hasta el 11". Y cuando los artistas explican la caída de su popularidad diciendo que "su atractivo se está volviendo más selectivo", no están más que citando de manera involuntaria a la película.

"Es una historia con moraleja que esperamos nadie tome en serio", dijo McKean, quien interpretó en el filme al vocalista David St. Hubbins. "Si eres un chico o una chica y quieres estar en una banda de rock'n'roll, ve esta película pero hazlo de cualquier manera", agregó.

Pero los músicos quisieran que se preste atención a un pequeño hecho: el trío nunca ganó un centavo por la película dirigida por Rob Reiner, dijo a Reuters su agente Harriet Sternberg.

El filme, originalmente financiado por el productor de televisión Norman Lear a un costo de 2,5 millones de dólares, ha cambiado de manos al menos seis veces, y ahora es propiedad de la firma francesa StudioCanal.

Sternberg dijo que no se ha hecho ningún intento para recuperar ingresos por regalías.   Continuación...