3 de marzo de 2009 / 18:22 / en 8 años

Casas de moda recortan gastos en sus shows

<p>Modelos conversan detr&aacute;s del escenario antes del comienzo de la presentaci&oacute;n de la colecci&oacute;n de Mila Schon durante la Semana de la Moda de Mil&aacute;n, 3 mar 2009. En el mundo de la moda, los elegantes canap&eacute;s y el champ&aacute;n escasean, la lista de invitados es m&aacute;s corta y las celebridades ya no ocupan las primeras filas de los shows m&aacute;s importantes.Alessandro Garofalo</p>

Por Astrid Wendlandt y Marie-Louise Gumuchian

PARIS/MILAN (Reuters) - En el mundo de la moda, los elegantes canapés y el champán escasean, la lista de invitados es más corta y las celebridades ya no ocupan las primeras filas de los shows más importantes.

De Nueva York a Londres, París y Milán, las casas de moda, sobre todo las más pequeñas, han reducido los costos de sus desfiles y otros juntaron sus shows, mientras el sector de indumentaria de lujo siente el creciente impacto de la desaceleración económica.

En la semana de la moda femenina de Milán, que termina el 4 de marzo, el número de shows cayó a 79 desde 99 el año pasado.

"Hay menos pasarelas pero más presentaciones", dijo Mario Boselli, presidente de la Cámara Nacional de la Moda de Italia, agregando que una mayor cantidad de marcas habían exhibido sus colecciones en la semana sin desfiles.

En enero, hubo un 20 por ciento menos de shows en la semana de la moda masculina, informó Boselli. El sector textil y de indumentaria italiano ya está buscando ayuda del Gobierno para poder hacer frente a la crisis, que impacta en la demanda de ropa y accesorios.

Los compradores que asistieron a los shows de moda -desde pequeñas boutiques de diseño en París o Milán hasta grandes tiendas como Saks y Bloomingdale's en Nueva York- dijeron que planeaban reducir sus compras este año, algunos hasta un 30 por ciento.

En la semana de la moda de Nueva York el mes pasado, los participantes habituales dijeron que los espectáculos fueron más pequeños, con asientos vacíos, bolsas de regalos más discretas o inexistentes y varios ausentes entre los personajes más famosos de la industria.

Marc Jacobs, que tiene su propia marca y también diseña para Louis Vuitton, redujo a la mitad sus invitaciones para su show de Nueva York, con 1.000 invitados.

Su compañía dijo que la decisión buscaba reflejar la atmósfera, poniendo más énfasis en la colección. "Queríamos poner el foco más en la ropa que en el espectáculo" dijo el presidente ejecutivo de Marc Jacobs, Bertrand Stalla-Bourdillon.

Una directora de colección que fue invitada a la exhibición de Carolina Herrera dijo que la barra libre después del desfile de este año fue mucho más corta de lo normal. También agregó que el servicio de comida en el show de Zac Posen fue más liviano y simple que en otras oportunidades.

"En el de Zac Posen había más que nada canastas de frutas y sándwiches, nada de elegantes canapés," dijo, sin dar su nombre.

Reporte adicional de Ellen Wulfhorst en Nueva York, Catherine Bosley y Kylie MacLellan en Londres; Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below