Doherty prepara debut como solista, pero ¿será demasiado tarde?

viernes 13 de marzo de 2009 16:54 GYT
 

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - El roquero Pete Doherty ha aparecido frecuentemente en los tabloides, logrando titulares por su inestable relación con la modelo Kate Moss, sus frecuentes encuentros con la ley, la batalla contra las drogas y un breve paso por prisión.

Ahora, el músico de 30 años busca dejar todo eso en el pasado con el debut de su disco solista: "Peter Doherty: Grace/Wastelands", título que incorpora nuevamente la "r" en su nombre y que, según varios críticos, lo define como un artista que debe ser tomado en serio.

Pero que el disco sea suficiente para atraer a los pocos, pero leales, seguidores de Doherty es menos seguro, señalaron.

"El resultado no es perfecto, pero es el primer álbum en el que Doherty se ha involucrado sin la necesidad de súplicas desde el debut de The Libertines", escribió Alexis Petridis en una crítica de cuatro estrellas del diario británico Guardian.

"Posiblemente hay más en Pete Doherty que una comedia de errores interminable e increíblemente deprimente", agregó.

La caótica imagen pública de Doherty ha sido en parte motivada por su reputación por las letras fuertes, con las que ganó el título extraoficial de "poeta del pueblo", además de su estatus como un ícono de la moda por sus sombreros tirolés, pantalones estrechos y corbatas angostas.

Según su perfil en el sitio de internet del sello EMI, el lanzamiento de su disco como solista fue "una de las cosas más aterradoras que él ha hecho".

"Me siguen diciendo en la rehabilitación que tenía un problema de autoestima, así que yo lo aceptaba, pero no estaba realmente asimilándolo", dijo Doherty.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del cantante Pete Doherty de Babyshambles durante una presentaci&oacute;n en Budapest, 17 ago 2008. Doherty ha aparecido frecuentemente en los tabloides, logrando titulares por su inestable relaci&oacute;n con la modelo Kate Moss, sus frecuentes encuentros con la ley, la batalla contra las drogas y un breve paso por prisi&oacute;n. REUTERS/Karoly Arvai</p>