Vecinos de Bob Dylan reclaman por olores de su baño portátil

martes 17 de marzo de 2009 18:57 GYT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES (Reuters) - Vecinos del cantante Bob Dylan en California se quejaron el martes frente a las autoridades por los olores emitidos por un baño portátil ubicado en su residencia de Malibú.

El retrete sería utilizado por los guardias del terreno propiedad del símbolo del rock de 67 años.

Cindy y David Emminger señalaron que el baño emite bocanadas de gases provenientes de los químicos usados para tratar los desechos y que los olores, transportados por la brisa del Océano Pacífico, hace sentir enfermos a su familia.

"Es un escándalo, 'el símbolo de los derechos civiles' está matando nuestros derechos civiles", dijo David Emminger al diario Los Angeles Times.

Un helicóptero de una estación local de televisión sobrevoló esta semana la propiedad de Dylan, capturando imágenes en video del controvertido excusado.

Pero el alcalde de Malibú, Andy Stern, señaló que otros vecinos declararon no haber olido nada desde el servicio portátil, y que había dejado el tema en manos de los encargados de la ciudad sobre el tema.

"En realidad no me he involucrado con el excusado de Bob Dylan, y de paso no lo hecho con el de nadie más en Malibú", explicó Stern a Reuters.

Un portavoz de Dylan no devolvió las llamadas para realizar comentarios al respecto.

Dylan, cuyo último disco "Together Through Life" tiene fecha de llegada al mercado para el 28 de abril, fue admitido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1988. Entre sus éxitos se incluyen "Like a Rolling Stone", "All Along the Watchtower" y "Blowin' In the Wind."

(Reporte de Alex Dobuzinskis; Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Foto de archivo del cantante Bob Dylan durante una actuaci&oacute;n en el teatro Wiltern en Los Angeles, 5 mayo 2004. Vecinos del cantante Bob Dylan en California se quejaron el martes frente a las autoridades por los olores emitidos por un ba&ntilde;o port&aacute;til ubicado en su residencia de Malib&uacute;. REUTERS/Rob Galbraith/Files</p>