Gobierno italiano prepara plan rescate para industria moda

viernes 20 de marzo de 2009 14:35 GYT
 

Por Marie-Louise Gumuchian

MILAN (Reuters) - Italia intentará ayudar a su industria local de la moda con un plan que incluye créditos tributarios y el acceso a fondos para las compañías afectadas por la crisis económica global.

La industria ha advertido que sus miembros corren el riesgo de "caerse a pedazos" y dijo que las empresas más pequeñas son las más afectadas al caer la demanda de ropa y accesorios.

El ministro de Industria, Claudio Scajola, se reunió el jueves con representantes de la industria de la moda, que solicitan ayuda para los sectores de ropa, textil, cuero y calzado.

El plan incluye créditos tributarios para la producción de nuevas muestras y colecciones, dijo el Ministerio.

El grupo Sistema Moda Italia (SMI), que representa a la industria textil y vestimenta, dijo que el acuerdo también incluye 50 millones de euros (68,47 millones de dólares) en fondos para productos que cumplen con las normas sanitarias y ambientales, además de otros 120 millones de euros para gastos específicos.

"Las propuestas (...) van en la dirección correcta", dijo el jefe del SMI, Michele Tronconi, en un comunicado.

Otras solicitudes, como los subsidios sociales para los trabajadores despedidos, serán tratadas por el Ministerio de Asistencia Social, agregó.

Scajola señaló que el objetivo era "salvaguardar un sector que es fundamental para la (industria manufacturera) 'Made in Italy' y crear las condiciones para permitir que sus compañías sean más competitivas en los mercados internacionales cuando la crisis termine".   Continuación...

 
<p>Miembros de la audiencia observan a una modelo durante un desfile de Sabrina Barnett en el primer d&iacute;a de la Semana de la Moda de Miami, en Florida, 19 mar 2009. Italia intentar&aacute; ayudar a su industria local de la moda con un plan que incluye cr&eacute;ditos tributarios y el acceso a fondos para las compa&ntilde;&iacute;as afectadas por la crisis econ&oacute;mica global. REUTERS/Carlos Barria</p>