Sacerdotes de Florida van a prisión por robar a su iglesia

miércoles 25 de marzo de 2009 17:06 GYT
 

MIAMI (Reuters) - Dos sacerdotes romanos católicos fueron sentenciados a prisión por malversar más de 8 millones de dólares de su iglesia, un robo que un juez calificó como un caso de "codicia enmascarada".

John Skehan y Francis Guinan fueron acusados el 2006 de quedarse con el dinero de las colectas y donaciones para su iglesia en Delray Beach, Florida, y gastar cientos de miles de dólares en inmuebles, viajes, monedas raras y novias.

Skehan, de 81 años, fue sentenciado el martes a 14 meses en prisión y siete años de libertad condicional después de declararse culpable en enero de la acusación de robo por más de 100.000 dólares.

Guinan, de 66 años, fue sentenciado el miércoles a cuatro años en prisión después de que se llevó el caso a juicio y fue encontrado culpable de una acusación de menor grado de un robo inferior a los 100.000 dólares.

El juez Jeffrey Colbath impuso el período en prisión a Skehan pese a la solicitud de los fiscales, abogados defensores y la Diócesis de Palm Beach de que sólo tuviera libertad condicional, informó el Palm Beach Post.

"La corte encontró que el acusado no está simplemente arrepentido porque fue capturado, sino que está verdaderamente avergonzado y arrepentido", dijo Colbath, según citó el periódico.

"El crimen del acusado era avaricia enmascarada pura. No había una pisca de necesidad moral para excusar el crimen del acusado", agregó.

Cuando los sacerdotes fueron acusados en septiembre de 2006, la policía dijo que habían canalizado el dinero de los platos de recolección a fondos secretos para usos ilícitos, empleando algunos de ellos para proyectos de la iglesia y otra parte para vacaciones, propiedades y viajes de apuestas a Las Vegas y Bahamas.

(Reporte de Jim Loney; Editado en español por Juana Casas)

 
<p>Foto de archivo de la detenci&oacute;n policial del sacerdote John Skehan, 27 sep 2006. Dos sacerdotes romanos cat&oacute;licos fueron sentenciados a prisi&oacute;n por malversar m&aacute;s de 8 millones de d&oacute;lares de su iglesia, un robo que un juez calific&oacute; como un caso de "codicia enmascarada". REUTERS/Palm Beach County Sheriff's Office/Handout</p>